MADRID, 07 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .-
El politólogo y uno de los líderes del partido político Podemos, Juan Carlos Monedero, ha reconocido en una entrevista a El Confidencial que suele discutir con el dirigente de la formación, Pablo Iglesias, sobre el contenido político de la serie de televisión 'Juego de Tronos' después de que Iglesias haya publicado el libro 'Ganar o morir. Lecciones políticas sobre Juego de tronos'.

Monedero, profesor en la Universidad Complutense de Madrid, ha señalado que considera que la serie "solo refleja la parte de la política en la que se general conflicto", y no en la que se "entiende, visualiza y nombra para poder solventarlo". "'Juego de Tronos' es lo que la política es al amor. Solo se fija en una parte y eso es muy simplista", ha matizado el político al portal digital.

También ha comparado la serie de ficción norteamericana con la producción española 'Gandía Shore', en la que se relata el día a día de varios jóvenes durante sus vacaciones en la localidad levantina. En este sentido, ha señalado que las dos series muestran "poder, dinero, sexo y fama", lo que según Mondero, conforman las bases que hay detrás de la política.

El académico ha subrayado que la serie lleva a que se confunda la victoria con la razón. "El que ha violado a alguien ha consumado la victoria, y ha humillado a la víctima pero es le verdugo. A Menudo, el que pierde gana, (…) en su derrota se asientan las bases de una moralización de la vida pública", ha asegurado.

Asimismo, Monedero ha indicado que es en la serie 'House of Cards' en la que encuentra una reflexión más profunda sobre los principios políticos y la condición de los gobernantes, mientras que "'Juego de Tronos' te invita a renunciar a tu apellido y desear ser un Lannister".

El político de Podemos ha indicado que la filosofía de 'Juego de Tronos' se asemeja a la lección que da John Le Carré en su trilogía sobre la lucha de Smiley, moraleja que ha definido citando a Elías Canetti, las personas se encuentran con "el terrible problema de que te has acostumbrado tanto a pelear con tu enemigo que te has acabado pareciendo a él".

G.D.