El Ibex 35 cerró 2016 como uno de los peores índices europeos, que junto con Milán fueron los dos únicos que cerraron a la baja.
 
El índice nacional cerró la última sesión del año con un rebote del 0,27%, atascado en los 9.352,1 puntos por séptima jornada consecutiva y dejando unas pérdidas anuales del 2,01%. Durante la jornada del 30 de diciembre, el IBEX rozó los 9.293,2 puntos, logrando el mínimo intradía, en cambio su máximo no lo alcanzó hasta Nochevieja.

Valores como Gamesa y Banco Santander protagonizaron la última jornada, revalorizándose en un 1,77% y 1,16%, respectivamente. Por el lado contrario, destacaron a la baja Enagas, IAG y Ferrovial, con bajadas del 0,90%, 0,85% y 0,76%, respectivamente. En el último mes de diciembre los pioneros han sido Santander, que ha subido un 14,98%, BBVAun 10,09% y Telefónicaun 12,33%.

A pesar de que ArcelorMittal registrase pérdidas en el mes y bajase el 1,33% en bolsa, ha sido el mejor valor del año, con una revalorización del 80,34%, mientras que Banco Popular ha registrado opuestamente una bajada del 59%.





ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, tocó su nivel mínimo en 15 años en febrero de este año, debido a las dudas que provocaron su solvencia y la competencia tan agresiva de precios por parte de la comunidad asiática china. El año 2016 no comenzó muy bien para el gigante siderúrgico, estuvo calado de caídas en Bolsa, que incluso les llevó en marzo a una ampliación de capital por 3.300 millones de euros para reducir su deuda.

Con dicha ampliación consiguieron quitarse de encima parte de las dudas de los inversores, ganar confianza y que sus acciones comenzaran su rally en Bolsa. Otro factor que impulsó su subida en bolsa fue la victoria de Trump en las elecciones estadounidenses, debido a que las promesas del candidato de impulsar las infraestructuras y consecuentemente la demanda de acero hizo subir el precio de las materias primas como la espuma. Y tan solo un mes después de las elecciones, las acciones de la compañía se revalorización un 40%, alcanzando un máximo anual de 8,14 euros por acción.

La compañía está cotizando actualmente a 7,12 euros, mientras que el precio objetivo de consenso de los analistas es de 7,35.

Otros valores que han despuntado positivamente han sido Acerinox, con una revalorización del 33,85% y Repsolun 32,6%.

Por el contrario Popular, se ha estrellado en Bolsa este año, afectado por la pérdida de confianza de sus inversores. La entidad realizó en junio una ampliación de capital de 2.500 millones de euros para sanearse con el objetivo de deshacerse de 15.000 millones de euros antes del próximo año 2018.

La entidad está cotizando actualmente a 0,93 euros, mientras que el precio objetivo por consenso de los analistas se encuentra en 1,13 euros.

Por detrás del Popular, destacan entre los peores, IAG, con una bajada del 38,04%, Cellnexdel 21% y Sabadelldel 19%.