MADRID, 15 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Antes de que acabe el calendario político vigente y antes de las vacaciones estivales. Este es el marco temporal en el que se celebrará la reunión entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el president de la Generalitat, Artur Mas. La Generalitat ha confirmado la voluntad de Mas de verse con el jefe del Ejecutivo central, siempre y cuando se trate el tema de la consulta del 9 de noviembre.
El portavoz del Govern, Francesc Homs, ha advertido al Gobierno que no “menosprecie” a Mas, ante la negativa reiterada de abordar el proceso soberanista en la reunión. Y ha insistido en que el proceso no es una “manía personal de Mas”, si no que este es depositario de un mandato polar de querer votar”.
Así, el encuentro se celebrará incluso "con luz y taquígrafos", como ha pedido el Gobierno, aunque, según ha señalado Homs, "hubiéramos preferido que se hiciera con discreción para que fuera más productiva".

MAS SE PLANTEA CAMBIOS EN LA CONSULTA
Y en cuanto a la agenda de la reunión, se van desvelando los puntos a tratar poco a poco. De hecho, Mas se ha mostrado abierto a negociar los “términos” de la consulta del 9-N con Rajoy, según ha dicho en declaraciones a Bloomberg. Pero ha puntualizado que el Gobierno primero “debe acepte la consulta para poder hablar sobre ella”.
El president de la Generalitat podría plantearse cambios en la configuración del referendum, pero ha puntualizado que cualquier modificación deberá ser validada por los partidos que apoyan el proceso catalán.
N.J.