MADRID, 20 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Es un refugiado del sistema bancario. Huido de Caja España Fondos, porque no podía permanecer impasible ante el inmovilismo de la entidad de la que era director general adjunto y que mantenía los vicios anteriores a la crisis bancaria. Martín Huete es un experto en fondos de inversión y activos financieros “en paro”, como él mismo se define. Un apasionado de la revolución digital que cree que los bancos tienen que “ponerse las pilas” ante el futuro que les viene.En Bolsamania charlamos con él sobre estos temas tras la mesa redonda “Situación económica actual y perspectivas de futuro para la inversión”, que sirvió como aperitivo a lo que será el BCN Trading Point.

Pregunta: Como gestor de fondos, ¿qué valores ves ahora más competitivos?

Respuesta: No es el momento ahora mismo de hablar de valores concretos, creo que es el momento de valorar la importancia que cada inversor tenga una cartera de fondos adecuada a su perfil.Con la enormidad de fondos que tenemos a nuestro alcance, lo que recomendaría a los inversores es que buscaran información en al Red, en páginas y portales para que fuera hacia un lado o el otro.

P: Digamos que soy un inversor particular, con vocación de medio y largo plazo, ¿en qué debería fijarme?

R: Ahora mismo la relación rentabilidad - riesgo está muy complicada. Es muy difícil conseguir que nuestros activos sean rentables sin asumir riesgo. De hecho, en las bolsas europeas y americanas las perspectivas son bajas. Para un inversor con este perfil, recomendaría un 80% de bolsa con una ponderación en mercados emergentes y EEUU.

P: ¿Y si soy un operador intradía que quiero rentabilidad rápida?

R: Hay que formarse como trader. Lo ideal para estos perfiles es que entren ellos mismos a operar en mercados como el de las divisas.

P: Y tú aconsejas...

R: Una visión a medio y largo plazo porque es cuando se cumplen nuestros objetivos de rentabilidad y riesgo.

P: Sobre la situación económica, ¿dirías, como muchos afirman, que ya estamos de camino a la recuperación?

R: Efectivamente los datos están ahí. El PIB crece, se palpa en el ambiente que todo está mejor, pero seguimos teniendo unos problemas graves: el tema del endeudamiento, el asunto de la alta tasa de paro y los salarios que no crecen... También está el peligro de la deflación. Hay riesgos todavía y aunque la situación está mejor que hace dos o tres años, quedan deberes por hacer.

P: ¿El sector bancario también tiene tareas pendientes?


R: Después de la inyección de dinero que han recibido está mucho mejor, pero les cuesta todavía dar crédito porque aún hay miedo. La estabilización económica pasa porque los bancos no nos vuelvan a dar sustos. Además, la banca tiene que actualizarse les pasarán por encima alternativas emergentes como la economía colaborativa o el sector FinTech.


P: ¿Han estado tan preocupados por capear el temporal que han perdido ese tren?

R: Soy un firme convencido de que van a verse sobrepasados por la revolución digital. La manera antigua en la que sólo podías pedir crédito a través de un banco está cambiando mucho. La desintermediación bancaria en los fondos de inversión será absoluta

P: ¿La tecnología está “matando” al intermediario?

R: Hablando específicamente de España, el 40% de los fondos que se venden no tienen valor y sólo les interesan a las redes de distribución bancarias. Son activos por los que el inversor tiene que pagar un sobreprecio y, además, dos tercios de la comisión de gestión la cobra el que vende y no el que gestiona. Con este panorama, las nuevas plataformas y aplicaciones emergentes van a permitir que la desintermediación bancaria en la distribución de fondos de inversión sea absoluta.

P: Te marchaste de Caja España Fondos porque no “podías seguir en una gestora cuyas maneras de funcionar siguen exactamente igual que en modos pre-crisis”. ¿Qué “maneras de hacer” ha cambiado la crisis en el sistema bancario?

R: En la época anterior a 2008 daba igual lo que le vendieras al cliente porque era absolutamente sumiso al banco. Los viejos modos de operar ya no sirven ahora porque los interesados en productos financieros están más informados y se les tiene que ofrecer mayor calidad. Sin embargo, en España, a pesar de todos los “sartenazos” que le hemos dado a los clientes sigue existiendo un síndrome de Estocolmo bancario.

P: ¿La transparencia de cara al cliente es vital para la banca?
R: El problema persiste porque los bancos venden los fondos que les interesa a ellos, no los que se adecuan a cada partícipe. Están obligados a cumplir con las cuotas y a colocar determinados productos, y aunque una sucursal no tenga clientes de perfil óptimo para un tipo de fondo concreto, va a tener que vender su parte de cuota y si no lo hace, el “sartenazo” será para el director de la sucursal.

P: ¡Hay que huir de la banca!

R: No quiero decir con esto que no haya buenos gestores y buenos fondos en los bancos, pero un inversor particular tiene que estar enterado, entrar en webs de información como Bolsamania o en otras similares. Además, siempre debe consultar con un asesor... O con un amigo, pero debe ir al banco poniendo en entredicho lo que le vayan a ofrecer. Es es mi recomendación.

P: ¿Acabaremos teniendo los inversores el control algún día?

R: El lobby bancario no lo permitirá. Hubo un globo sonda por parte del Gobierno en el que contemplaron la posibilidad de ofrecer la misma fiscalidad que se disfruta en los fondos de pensiones a aquellos particulares con una cesta de bonos, acciones, inversiones, etc. en una institución financiera a largo plazo. Es la manera de no tener que pasar por el aro de las comisiones y de los fondos caros, malos e ineficientes, dar autogestión a un individual, pero no se han atrevido a implementarlo por el lobby de la banca. Hoy por hoy, los fondos de pensiones y los de inversión están en manos de los grandes bancos.

P: ¿Crees que podemos estar asistiendo a una transformación de este lobby, entre lo que se ha aprendido de la crisis y tras la desaparición de grandes como Emilio Botín y Gorka Barrondo?

R: Las generaciones van cambiando y en algo se notará, pero en general tanto en el Santader como en otras entidades no preveo ni grandes cambios ni grandes movimientos. Ciertamente, Ana Patricia Botín dejará su huella, pero en general se mantendrá el status quo de la banca, ya que su estabilidad es fundamental para el sistema financiero.

N.J.