“Para compensar la fuerte caída de ayer, el mercado ha abierto con fuertes ganancias, también ha ayudado la recuperación de la bolsa americana y la asiática, aunque permanecerá la volatilidad”.

Draghi ayer se mostró más comedido en los previos. Las medias contentaron en exceso al mercado al principio pero luego él se mostró comedido. No tiene un papel fácil.

El euro está por momentos superando los 1,12 dólares y esto no beneficia la continuación de la tendencia alcista de las bolsas. Técnicamente es posible que vaya a tantear la resistencia de 1,14-1,15 euros. Pienso que podríamos encontrar la cotización en esos niveles en un plazo no muy lejano.

El sector bancario va a depender de lo que haga el mercado. No veo a este sector desmarcándose si se inicia un tono bajista de las bolsas, pero podría verse beneficiado de la financiación a largo plazo prevista por Draghi, que compensa la bajada de la facilidad de depósitos. Si hemos encontrado suelo o no, es difícil de anticipar a priori, aunque está muy sobrevendido, lo que justifica este rebote, pues había valores, como Santander, que estaban cotizando en zona de soporte importante.

Declaraciones a Radio Intereconomía