MADRID, 18 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Desde que estallara la crisis financiera la destrucción de puestos de trabajo a lo largo y ancho del planeta alcanza cifras astronómicas. Los despidos se han convertido casi “en norma” tanto para pequeñas empresas como para grandes corporaciones, entre las que CNN destaca ocho:

- Barclays. En mayo de 2013, la entidad británica anunció su intención de recortar hasta 19.000 empleos. Argumenta que estas “salidas” ayudarán a que el banco sea “más ágil, fuerte y equilibrado” en el largo plazo.
- Microsoft. A principios de este verano, la tecnológica adelantó un recorte de plantilla de 18.000 trabajadores para 2015. La mayor parte, unos 12.500, se producirán en el negocio de dispositivos y servicios que compró a Nokia.

- Hewlett-Packard (H-P). También en mayo, pero de este año, esta corporación informó de un recorte de plantilla de entre 11.000 y 16.000 empleos que se sumarán a los 34.000 anunciados inicialmente. Se calcula que estos despidos ahorrarán al grupo 1.000 millones al año.
- Cisco Systems. El gigante tecnológico presentó la semana pasada sus planes para echar a la calle a 6.000 trabajadores en los próximos meses. Esta cifra supone aproximadamente un 8% de su plantilla global.

- JP Morgan Chase. En febrero de 2014, el mayor banco estadounidense por activos anunció una reducción de su plantilla en las divisiones de consumo y banca comunitaria de 8.000 empleados. Si bien, al mismo tiempo señaló que crearía 3.000 puestos de trabajo en otras parte de la empresa.
- Intel. El mayor fabricante de chips del mundo dijo en enero que reducirá en un 5% su fuerza de trabajo global para finales de año. En total, la compañía cuenta con 107.500 empleados, por lo que los despidos afectarán a unos 5.300 empleados.

- Sony. A principios del presente ejercicio, el fabricante de la popular PlayStation dijo que reduciría su plantilla en 5.000 empleados, como parte de una reestructuración más amplia del grupo que incluyó la separación de sus divisiones de ordenadores y televisiones.
- Macy's. En enero de 2014, la minorista informó de sus planes para despedir hasta 2.500 trabajadores y cerrar cinco tiendas. La compañía calcula que estos ajustes, junto a otras medidas de reestructuración, le ahorrarán hasta 100 millones de dólares anuales.