E​l patrimonio de los fondos de inversión nacional han registrado un aumento de 1.324 millones de euros en el mes de marzo, alcanzando el nivel de los 220.673 millones de euros.
 
Este incremento se debe, fundamentalmente, a la evolución positiva de las carteras, que aportan un total de 770 millones de euros y las nuevas captaciones de fondos, que ascienden a 554 millones de euros.

Por tipo de activos, los que registran una mayor entrada de capital son los fondos de Renta Fija, que captan 853 millones de euros y registran un incremento patrimonial del 1,87%. Los fondos Garantizados, por su parte, captan 411 millones de euros y alcanzar un crecimiento patrimonial del 1,93%.
 
El activo que reportó una mayor rentabilidad fue el de las materias primas, que ascendió hasta el 15,97%. Le siguen Renta Variable Internacional Latinoamérica y Energía, con un 5,21 y un 4,90 % respectivamente. En el lado contrario encontramos las categorías de TMT y Renta Variable Internacional Japón, con retrocesos del 2,60 y del 1,17 %.
 
La gestora que ha registrado una mayor captación neta es la del Banco Santander, con 184 millones de euros, seguida de Bankia (175 millones) y Caixabank (134 millones).
 
En el apartado de ETPs, según un informe del Deutsche Bank, el mercado europeo alcanzó en abril una cifra de activos bajo gestión de 535.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,8% respecto al mes anterior.
Los ETPs referenciados a índices europeos han sido los que han registrado una mayor entrada neta de capitales de 3.600 millones de euros (frente a los 5.000 millones captados el mes anterior). Los ETFs sobre Renta Fija y los ETPs de Commodities, por su parte, registraron una entrada neta de 3.900 y 800 millones de euros, respectivamente.
Dentro del segmento de Renta Fija, los que registran una mayor entrada de capitales son los bonos con grado de inversión (2.600 millones de euros), seguidos de títulos de deuda pública (800 millones de euros).
En lo referente a la renta variable, los ETF sobre índices europeos, de Estados Unidos y de Japón y de Alemania registran una salida de capitales de 2.200, 900 y 700 millones de euros. Tendencia contraria a la que siguen los mercados emergentes, que han captado un total de 1.700 millones de euros, y Estados Unidos (1.300 millones de euros).