Liberbank registró en el primer semestre del año un beneficio neto atribuido de 73 millones de euros, frente a los 125 millones del mismo periodo del año 2015.

Liberbank registró en el primer semestre del año un beneficio neto atribuido de 73 millones de euros, frente a los 125 millones del mismo periodo del año 2015. La evolución de tipos de interés en el mercado conllevó una disminución interanual del margen de intereses del 9,5 por ciento. El margen comercial minorista recurrente se situó en el 1,53 por ciento. Los resultados por operaciones financieras, 232 millones, permitieron realizar saneamientos del crédito de 174 millones de euros. La cartera de renta fija de Liberbank tiene unas plusvalías de 283 millones de euros.

En el primer semestre del año, Liberbank formalizó nuevos créditos por importe de 2.221 millones de euros, con un aumento del 61,1 por ciento respecto al mismo periodo del año 2015 y con un crecimiento centrado en pymes (58,8 por ciento de aumento) y en familias y particulares (91,7 por ciento), segmento en el que destaca el incremento de formalizaciones de nuevas hipotecas, del 93,8 por ciento, y de créditos y financiación al consumo, del 85,9 por ciento.

Al mismo tiempo, en el primer semestre del ejercicio se registró una bajada de la tasa de mora hasta el 8,8 por ciento, 1,5 puntos menos que un año antes y con una disminución del volumen de activos dudosos de 377 millones, que representa una reducción del 16,3 por ciento respecto a junio de 2015. Incluidos los activos EPA, la ratio de mora se ha reducido en 3,8 puntos en comparación interanual, situándose en el 17,1 por ciento, acelerándose su reducción en el segundo trimestre de 2016, en el cual el volumen de activos dudosos disminuyó en 613 millones.

Cuenta de resultados
En el primer semestre del ejercicio de 2016 el margen de intereses de Liberbank alcanzó los 228 millones de euros, con una reducción interanual del 9,5 por ciento, a consecuencia de la evolución de los tipos de interés en el mercado, sin que el aumento de actividad y la reducción de costes financieros compensasen la disminución de los ingresos, tanto del negocio minorista recurrente, que aportó 190 millones de euros, como del negocio mayorista (45 millones de euros). El margen comercial minorista del segundo trimestre de 2016 alcanzó el 1,53 por ciento, ligeramente inferior al 1,59 del mismo periodo del año anterior. Los resultados por operaciones financieras en el primer semestre alcanzaron los 232 millones de euros, frente a los 161 millones del mismo periodo del año anterior, y las comisiones netas aumentaron un 2,3 por ciento, hasta los 93 millones, compensando ambos conceptos la reducción de 63 millones de los resultados por dividendos de entidades participadas.

De esta forma, el margen bruto se situó en 554 millones de euros, un 5,2 por ciento inferior al del mismo periodo del año anterior. El margen de explotación alcanzó los 335 millones de euros, un 7,8 por ciento menor, manteniéndose la contención de los gastos de administración (reducción del 0,1 por ciento), con la disminución de los gastos de personal (1,8 por ciento menores). Incremento de los saneamientos

La generación de resultados por operaciones financieras permitió aumentar a 174 millones los saneamientos del crédito, al reforzarse en el segundo trimestre con la dotación de fondos colectivos no recurrentes de 62 millones de euros. Igualmente se registraron en el segundo trimestre saneamientos colectivos no recurrentes asociados a la cartera de adjudicados por importe de 84 millones de euros, dentro del capítulo “otras ganancias y pérdidas”. Tras la aplicación de los saneamientos y de las dotaciones a provisiones, el beneficio antes de impuestos se situó en los 80 millones y el beneficio neto atribuido fue de 73 millones de euros. Balance

El balance de la entidad alcanzó un tamaño de 42.149 millones de euros, con un crecimiento en el trimestre del 1,1 por ciento, mientras que en términos interanuales el balance se redujo en el 1,6 por ciento. Los recursos de clientes minoristas, que incluyen depósitos, fondos de inversión, de pensiones y seguros de ahorro, ascendieron a 29.452 millones de euros, lo que en términos intertrimestrales representó un crecimiento del 2,5 por ciento, igual porcentaje en el que han crecido los depósitos de clientes de otros sectores residentes, que ascienden a 23.269 millones de euros.

Ha continuado así el proceso de los últimos trimestres de modificación de la estructura de los recursos en balance, con una disminución de los plazos fijos y un aumento de las cuentas a la vista, que han crecido un 4,8 por ciento intertrimestral, hasta un total de 13.923 millones. En términos interanuales, los depósitos de clientes de otros sectores residentes aumentaron un 0,8 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, siendo del 8,5 por ciento el crecimiento en el caso de los depósitos a la vista. Los recursos fuera de balance se situaron en 4.588 millones de euros, un 2,7 por ciento superiores a hace un año y un 0,7 por ciento más en comparación intertrimestral.

El patrimonio de los fondos de inversión, pese a las turbulencias en el mercado, creció en el trimestre un 2,4 por ciento hasta alcanzar los 1.986 millones (un crecimiento del 11,1 por ciento en términos interanuales). Los recursos mayoristas, captados en los mercados de capitales, que incluyen cédulas hipotecarias no retenidas en balance y deuda senior, registraron una reducción interanual del 10,4 por ciento, lo que indica que se está reduciendo paulatinamente los niveles de dependencia de los mercados mayoristas.

Solvencia
De acuerdo con las nuevas ratios de Basilea III, el Grupo Liberbank ha alcanzado un nivel de CET 1 (
Common Equity Tier 1) a 30 de junio de 2016 del 13,6 por ciento (mínimo regulatorio del 4,5 por ciento), una ratio de Capital Nivel 1 del 13,8 por ciento (mínimo regulatorio del 6 por ciento) y una ratio de Capital Total del 13,8 por ciento (mínimo regulatorio del 8 por ciento). Así mismo la ratio de apalancamiento se situaría en un 5,3 por ciento.