Ya hemos pasado el ecuador del ejercicio y el Ibex 35 se ha dejado en este periodo en torno a un 12%. Aunque esto nos convierte en uno de los perores índices europeos, hay valores dentro de nuestro mercado que lo han hecho mucho peor y acumulan minusvalías técnicas superiores al 50%. Estas son las peores acciones de la bolsa nacional.

LIBERBANK
En vísperas de publicar sus cuentas del primer semestre, Liberbank es hoy por hoy la peor acción de todo nuestro mercado. Acumula unas caídas del 63% en lo que va de año, y eso que intentó frenar la sangría con un contraplit a comienzos de ejercicio. Pero nada le ha salvado de bajar a los infiernos. De hecho, hace escasos días marcaba sus mínimos históricos en 0,526 euros.  Aunque desde ese precio ha logrado recuperar un 25%, le está costando superar la resistencia de los 0,70 euros, donde tiene un hueco bajista sin cerrar desde finales de junio. Para tomar algo de carácter neutral Liberbank tendría que superar la directriz bajista de largo plazo que pasa por los 1,05 euros.


 
Nuestros indicadores técnicos Premium corroboran la mala situación técnica de Liberbank con una puntuación de cero. Falla en volumen de contratación, volatilidad y momento y, de hecho, la media de 40 sesiones se sitúa por encima del precio, pasando por los 0,71 euros, y la de 200 periodos supera los 1,20 euros.





BANCO POPULAR
Sin salir del sector bancario nos encontramos con que el segundo peor valor del mercado español es Popular. La entidad presidida por Ángel Ron se haya en plena reconversión interna y, tras la macro ampliación de capital llevada a cabo y la reorganización de parte de su cúpula, los inversores siguen sin confiar en el valor aunque apruebe los tests de estrés.
En lo que va de año Popular pierde un 60% de capitalización y también marcó mínimos este mes de julio al alcanzar los 1,128 euros. El valor está haciendo un suelo durmiente sobre esta zona y hasta que no supere la directriz bajista de largo plazo que pasar por los 1,60 euros, no ganará algo de neutralidad.


 
Al igual que con Liberbank, los indicadores técnicos Premium le dan una puntuación de cero, con todas las variables en negativo. Además, para que el precio logre situarse por encima de la mediad de 200 sesiones (2,12 euros)  tendría que subir un 80%.




CODERE
Después de subir más de un 160% en el 2015, a Codere se le han cambiado las tornas y este ejercicio se convierte en uno de los peores valores de nuestro mercado con caídas acumuladas del 52%.

Aunque Codere no ha marcado mínimos históricos recientemente, a poco se ha quedado, pues el punto más bajo de cotización de su historia fueron 0,30 euros en noviembre de 2014, mientras que este año ha alcanzado los 0,36 euros en julio. Su cotización está moviéndose en torno a este precio, dibujando otro aparente suelo durmiente. Por arriba la primera resistencia relevante la encontraría en 0,60 euros, que es por donde pasa la directriz bajista de largo plazo que nació en febrero de 2015.


 
En este caso los indicadores técnicos Premium son algo más benévolos y le conceden una puntuación de 0,5 puntos, ya que, al menos, la volatilidad desciende en el medio plazo. Sin embargo, las medias siguen cruzadas a la baja y para superar la de 200 periodos tendría que doblar el precio, pues pasa por los 0,80 euros.