MADRID, 01 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Tras el mensaje de Mariano Rajoy a Artur Mas: "El presidente del Gobierno no va a permitir que nadie se salte la ley”, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría toma el releo y ha explicado que la ley de consultas catalana "nace muy debilitada en su validez constitucional", ya que el Consejo de Garantías Estatutarias la avaló por cinco votos frente a cuatro.Lea también: Artur Mas inaugura el curso político en Cataluña con incertidumbres en su 'hoja de ruta'
Durante una entrevista en Onda Cero, Sáenz de Santamaría ha insistido en que cree que el presidente de la Generalitat no convocará un referéndum independentista de manera ilegal. "Me cuesta mucho creer que alguien esté dispuesto a saltarse la ley y lo que diga el Tribunal Constitucional", ha remachado.
El TC no matará las ganas de un pueblo de expresarse
Declaraciones a las que la vicepresidenta del Govern de la Generalitat ha respondido en otra entrevista en el 3/24. Joana Ortega ha destacado el pleno compromiso del Govern con la consulta y ha lanzado un mensaje al Tribunal Constitucional (TC), quien "no matará las ganas del pueblo catalán de expresarse" aunque suspenda la nueva ley de consultas que aprobará el Parlament este mes y el decreto de convocatoria de la votación. "La decisión la tomaremos conjuntamente, no la tomará el TC", ha dicho Ortega, al preguntársele sobre qué pasará si el Alto Tribunal suspende la convocatoria.En este sentido, ha aludido al Gobierno central y a su presidente, Mariano Rajoy, a quienes ha pedido que respeten la separación de poderes, principio esencial de todo sistema democrático, y dejen de dar "instrucciones" al TC sobre cómo deben posicionarse ante la consulta.
PLEBISCITARIAS O EL ‘PLAN B’Lea también: Política de alto voltaje en Cataluña antes de la Diada
Sáenz de Santamaría no ha querido ponerse en la hipótesis de qué haría el Gobierno si, en lugar del referéndum el 9 de noviembre, Mas convocase elecciones, las ganase ERC y un nuevo gobierno proclamase unilateralmente la independencia.
De hecho, ha dicho no saber si Mas tiene "plan B o C" para después del 9 de noviembre. "Cada uno tomará la decisión que políticamente crea que responde mejor a sus planteamientos, pero jurídicamente la Generalitat está obligada a cumplir la ley", ha insistido. Ha dejado claro que no sabe si Mas convocará elecciones de manera inmediata, porque no se lo ha dicho. "Y no voy a dar ideas", ha bromeado.