“Las actas de la Fed mostraron una cierta preocupación por un repunte demasiado rápido de la inflación. Sería bueno un aumento de la inflación, pero quizás se está sobrevalorando la subida de los precios”.

Previendo que las nuevas medidas que tome Trump puedan hacer que repunte rápidamente la inflación, la Fed ya ha dicho que irá adaptando las subidas de tipos, pero el mercado lo que teme es que las subidas de tipos sean más rápidas de lo esperado.
 
Relacionado con la inflación está el precio del petróleo y, según varios informes, el petróleo debería estar en el entorno de los 60 dólares por barril, por lo que tenemos margen de subida para que a lo largo del año llegue a esos niveles.
 
Hay que tener bolsa este año, si bien es cierto que hay argumentos a favor y en contra; por un lado, me preocupa el componente político -elecciones en Alemania, Francia, Holanda y probamente Italia- y el comportamiento de los países emergentes por la subida de tipos en EEUU, pero por otra parte la economía está creciendo claramente, así como los resultados empresariales, mientras que las bolsas muestran bajas valoraciones desde el punto de vista fundamental. Por tanto, si mejoran los beneficios empresariales, debería haber una subida de las bolsas europeas para equiparase con las americanas.
 
Declaraciones a Radio Intereconomía