MADRID, 24 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- El presidente de Radiotelevisión Española, Leopoldo González Echenique señaló en su última comparecencia ante el Congreso que RTVE tiene un déficit estructural de 100 millones de euros anuales y que el modelo necesita un ajuste. El Ministerio de Hacienda ha comprometido 264 millones de euros para hacer viable el actual modelo de financiación del ente público, aunque su presidente, que podría dimitir este jueves, cree que el modelo necesita un ajuste.
El Plan de Eficiencia diseñado por la dirección necesita la aportación extra de Hacienda a través de la SEPI. “En la corporación hay mucho malestar y el dinero no llega, pero puede hacerlo antes de la reunión del Consejo de Administración, por lo que puede pasar cualquier cosa”, señalan fuentes de RTVE citadas por Cinco Días.
Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.
En la reunión de este jueves, Echenique someterá las cuentas de la corporación al visto bueno de los consejeros. En caso de que no reciba el aval del consejo, la no aprobación de las cuentas no tendría por qué forzar la dimisión del presidente de RTVE, aunque se da por descontado que presentará su renuncia.
El pasado martes, Echenique advirtió ante el Congreso de la de insuficiencia de ingresos de la corporación. Esto se debe tanto a los recortes del Gobierno en los presupuestos como a la puesta en marcha de un nuevo modelo de financiación. Así, señaló la necesidad de un ajuste en el modelo de financiación, que “se puso a rodar en un arco de crisis muy dura y necesita ser ajustado”.
Con la primera inyección de Hacienda, que adelantará 130 millones de los 264 comprometidos, el ente público espera poder reconducir su situación financiera. Entre las medidas que ha previsto para lograrlo se encuentra la supresión de Teledeporte, que se integraría en La 2 o se convertiría en un canal en streaming. También contempla un plan de bajas voluntarias, la reducción de la cúpula directiva, menos contrataciones temporales y ventas de inmuebles.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí