La prima de riesgo que se ofrece a los inversores por los bonos españoles con vencimiento a diez años en contraposición con sus homólogos de Alemania ha retomado nuevamente la barrera de los 100 puntos básicos, una vez que se situó en la pasada jornada por debajo de esa cota por primera vez desde diciembre del pasado año.
 
Para ser más exactos, el diferencial entre la rentabilidad exigida al bono español a diez años y el 'bund' alemán se situaba a primera hora de esta mañana en 101,3 puntos básicos, con el interés en el 0,922%, que está levemente por encima de lo que se registró en la jornada de ayer, que fue un 0,916%.

El diferencial entre el bono español con vencimiento a diez años y su equivalente alemán marcó su máximo anual el pasado 24 de junio, un día después de la celebración del referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea (UE), al situarse en 185,76 puntos básicos. El interés ofrecido en los mercados secundarios por el bono español a diez años bajó del 1% por primera vez en la historia el pasado 8 de agosto.

Este ligero repunte llega justo después de que se haya situado una fecha clara para la investidura de un nuevo gobierno de España, que se realizará el próximo 30 de agosto. Como bien se conoce, la prima de riesgo es el termómetro de la incertidumbre y una vez más las dudas permanecen sobre nuestro país.

También se siguen de cerca las declaraciones de los miembros de los bancos centrales más importantes. En este sentido, las palabras de algunos de los responsables de la Reserva Federal norteamericana señalaron durante las últimas fechas su predisposición a subir tipos de interés una vez más antes de que finalice el año. Eso es algo que está provocando también dudas en los mercados.