La misma figura que presentan muchos de los títulos del mercado y que, como no podía ser de otra manera, también presenta nuestro Ibex 35. Aunque es cierto que la caída en los títulos de nuestra operadora parece ir por delante. Si nos creemos lo que dice la teoría a pies juntillas entonces cabría apostar por caídas hacia la zona de los 7,30-7,50 euros de cara a las próximas semanas/meses, coincidiendo con la zona de los 7.200 puntos del Ibex 35 que es hacia donde apunta la actual pauta.
Ahora bien, no todas las figuras se cumplen (muchas fallan) y otras se quedan a medio camino de su objetivo “teórico” de caída. Por lo que iremos, poco a poco, encajando las piezas del puzle. Dicho esto no podemos descartar que al menos ponga a prueba la zona de soporte que presenta en el entorno de los 8,60-8,70 euros, coincidiendo con la base del actual canal bajista (por definición zona de soporte). En cualquier caso todavía cabe la posibilidad de que asistamos a un rebote hacia la nueva zona de resistencia, antes soporte, que le confiere el nivel de los 10,30 euros (la línea clavicular de la actual figura de vuelta). Lo que está claro a día de hoy, y resumiendo, es que el gráfico de Telefónica no augura nada bueno y que cualquier movimiento al alza de corto plazo por violento que sea sólo encajará dentro de lo que es un simple rebote y poco más.

(Gráfico semanal de Telefónica)