Una vez más, como ocurre desde hace cuatro años, aumenta la inversión de personas extranjeras en viviendas españolas.

En 2013, según los últimos datos publicados por el Banco de España, la inversión total en inmuebles por parte de extranjeros ascendió a 6.453 millones de euros, lo que comparado con los datos de 2012 supone un aumento del 16%.

Los datos del banco central español muestran que desde el año 2004 esta cifra no había llegado a superar los 6.000 millones de euros.

Estos datos contrastan con las inversiones de los españoles en inmuebles fuera de nuestras fronteras, que se sitúan en su nivel más bajo desde hace doce años.