Los futuros de los índices muestran avances. Las referencias nacionales, en concreto el dato de PIB del 2T tiene tendencia positiva, después del dato preliminar esperamos una desagregación que muestre la demanda interna como motor de crecimiento y un sector exterior que tiene un papel menos relevante progresivamente, España mostró un factor diferencial. 


En la reorganización de las carteras, la economía española encontramos con que es un buen momento siempre y cuando tenga en cuenta que tiene incertidumbre geopolítica que puede provocar algún susto.

Declaraciones a Radio Intereconomia