Así, durante el primer trimestre el nivel de endeudamiento público ha sobrepasado el 100% del PIB tomando como referencia el crecimiento de la producción nacional que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado mes de febrero, y que situó al PIB en 1,081 billones (millones de millones) al terminar 2015. Hay que matizar en este sentido que en general se compara stock de deuda con PIB anual. Sin embargo, en este caso tenemos el dato de endeudamiento de marzo y el último registro de producción en un año es el de 2015. Si se produce el crecimiento esperado del 3% para 2016 del PIB, éste se situaría por encima de los 1,1 billones, y en función de la evolución de la deuda la comparación podría volver a caer por debajo del 100%.
Lea también: España y Portugal ganan tiempo para ajustar el déficit
Lea también: Bruselas aplaza la decisión sobre multar a España por el déficit hasta después de las elecciones
ASÍ SE INCREMENTA LA DEUDA
En contraste con la previsión de la Comisión Europea, esperamos que el ratio de deuda pública sobre el PIB siga aumentando hasta el 104% en 2018
La cifra del total de deuda pública española es a su vez superior a la de diciembre en 23.000 millones de euros, y aumenta un 4,1% respecto al mes de marzo del pasado año y un 3,4% sobre febrero.
La deuda no ha parado de aumentar desde el estallido de la crisis financiera internacional en 2008. Un año antes, el stock de instrumentos de financiación bruta emitidos por instituciones públicas se había situado en el 35,5%, su nivel más reducido en dos décadas. Así, el ratio entre endeudamiento y producción se ha casi triplicado en apenas ocho años, hasta alcanzar su nivel más alto desde hace más de 100 años.
El Gobierno en funciones de Mariano Rajoy espera que la deuda deje de incrementarse y se reduzca este año por primera vez desde 2007. El endeudamiento público, que terminó 2015 en el 99,2% del PIB, disminuirá hasta el 99,1% este año y hasta el 99% en 2017, de acuerdo con el nuevo cuadro macroeconómico presentado en abril por el Ejecutivo, en línea en este caso con las proyecciones de Bruselas.
No obstante, algunos expertos no comparten esta visión. Los economistas de Capital Economics creen que las tensiones entre el Gobierno central y las comunidades autónomas y la incertidumbre política frenarán cualquier intento de bajar los niveles esperados de déficit y contener la tendencia creciente de la deuda. “Debido a estos factores, esperamos que el déficit de España sea del 4% en 2016, del 3,5% en 2017 y del 3% en 2018. Y en contraste con la previsión de la Comisión Europea, estimamos que el ratio de deuda pública sobre el PIB siga aumentando hasta el 104% en 2018”.
Hay que tener en cuenta que, según los datos de la oficina de estadística europea (Eurostat) publicados en abril, España está por encima de la media de la zona euro en deuda sobre PIB, que se sitúa en el 90,7% al terminar 2015. De hecho, sólo superan a España cinco países: Grecia (176,9%), Italia (132,7%), Portugal (129%), Chipre (108,9%) y Bélgica (106%).

AUMENTA EL PLAZO DE VENCIMIENTO
A pesar de esta evolución, el Tesoro está emitiendo letras, bonos y obligaciones con cada vez mejores condiciones, en medio del programa de compras de activos del BCE
Los datos del Banco de España muestran que la deuda ha alargado su vencimiento, ya que cae respecto al mes anterior en 651 millones el montante de valores emitidos a corto plazo (aunque se eleva un 8,9% anual), hasta un total de 81.893 millones (ver cuadro al final del texto para ampliar información).
Por el contrario, aumenta en 14.893 millones el de instrumentos de medio y largo plazo (se dispara un 6,8% respecto al año anterior), que supone la mayor parte de la deuda con 812.680 millones. También hay que destacar que la partida de créditos no comerciales disminuye un 7% interanual hasta 200.785 millones.
A pesar de esta evolución, el Tesoro está emitiendo letras, bonos y obligaciones con cada vez mejores condiciones, en medio del programa de compras de activos del Banco Central Europeo (BCE), que incluye instrumentos de deuda pública y corporativa y que lo amplió en marzo desde 60.000 hasta 80.000 millones de euros. El Tesoro colocó este martes 1.966 millones en letras a tres y nueve meses con una rentabilidad negativa del -0,394% de media, por debajo del -0,274% precedente, y en el menor nivel registrado en estos plazos.
El Tesoro volverá a los mercados este jueves, 19 de mayo, con la intención de colocar entre 2.000 y 3.000 millones de deuda a mayores plazos que este martes, ya que emitirá bonos y obligaciones. Así, sacará al mercado bonos a tres años, con cupón del 0,25% y vencimiento el 31 de enero de 2019; obligaciones a 15 años, con cupón del 1,95% y vencimiento el 30 de julio de 2030; y obligaciones con cupón del 4,80% y vencimiento el 31 de enero de 2024.
Lea también: El Tesoro coloca 1.966 millones en letras con tipos de interés aún más negativos
MÁXIMOS HISTÓRICOS
Según estadísticas de Bloomberg, la deuda pública se situaba en el 101% del PIB en 1909, durante el reinado de Alfonso XIII. Desde ese punto cayó en picado hasta el 31,3% en los albores de los años 20, aumentó durante la Segunda República y cayó décadas después hasta un mínimo del 7,3% en 1975 (hay periodos entre medias sin datos). Desde entonces aumentó hasta el 67,4% en 1996, cuando inició otro periodo a la baja que finalizó en 2007. Con el estallido de la crisis financiera internacional no ha parado de aumentar, hasta que en marzo ha alcanzado su máximo en más de un siglo.

El mercado estaba pendiente este miércoles de, entre otras referencias, lo que sucedía en Bruselas sobre el procedimiento sancionador a España por incumplir el objetivo de déficit público. La Comisión Europea ha decidido aplazar hasta principios de julio, después de las elecciones del 26 de junio, la decisión que debe tomar para certificar si hubo o no "falta de acción efectiva" en España para cumplir con el objetivo de déficit de 2015, y que si así fuese conllevaría una multa del 0,2% del PIB, equivalente a más de 2.000 millones de euros. Además, ha exigido un recorte adicional de 7.500 millones entre este y el próximo ejercicio para no volver a desviarse de los objetivos de déficit, en el 3,6% en 2016 y en el 2,5% en 2017. El Ibex 35 cotiza a media sesión sin dirección clara, tratando de aferrarse a los 8.700 puntos.
En el mercado secundario de renta fija, la prima de riesgo disminuye casi un 1% hasta los 142,4 puntos, sin que se haya observado un impacto por la noticia. No obstante, el diferencial disminuye por el aumento de la rentabilidad del bono alemán a 10 años, algo que también ocurre con la deuda española. Los títulos a 10 años registran ligeras ventas que elevan el rendimiento hasta el 1,57%, lo mismo que con el bono a 2 años, cuya rentabilidad aumenta hasta el 0,65%.

Lea además:
Bloomberg dibuja el gráfico del 'miedo' sobre España
España y Portugal ganan tiempo para ajustar el déficit
La UE confirma que España cerró 2015 con un déficit del 5%, solo Grecia tiene un déficit más alto
Déficit: la herencia 'envenenada' que deja el PP al nuevo Gobierno
Montoro no asume responsabilidad: el déficit es por las CCAA, la Hepatitis C... una prisión y un tranvía en Aragón
Rajoy: 'Me importa mucho más generar empleo que reducir el déficit'
El mensaje de Niño Becerra a los políticos: 'No podréis cambiar ni una coma el déficit'
El Gobierno justifica el desvío del déficit con la baja inflación