MADRID, 01 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Recordemos que en 2012, en plena crisis de deuda de la Zona Euro, Krugman señaló a Argentina como ejemplo para que la región reestructurase su economía.Uno de los aspectos más sorprendentes sobre la crisis de Argentina (¿default o no default? Esa es la cuestión) es la falta de impacto que esta delicada situación ha tenido en el resto de mercados emergentes, destaca CNBC.

Esto se debe, en gran medida, “a la gran cantidad de dinero barato existente en el sistema financiero internacional, gracias a la 'generosidad' de los bancos centrales; así como a una divergencia creciente entre las distintas economías de crecimiento rápido”.
Sin embargo, George Magnus, asesor independiente de UBS, considera que “los inversores van a tener que volver a examinar por qué en los últimos 25 años los mercados emergentes han tenido tanto éxito, y que países tienen lo que hay que tener para mantenerlo”.
ARGENTINA NO ES TAN MALA
Mientras, Stephen King, economista jefe de HSBC, señala que esto países se han encontrado de repente “con un crecimiento mucho más débil a causa de los ingresos por las exportaciones, y al mismo tiempo, con una mayor dificultad para conseguir dinero del exterior. Pero esto”, opina, “no cambia su historia subyacente”.
Leer también: ¿Qué opina ahora Mark Mobius sobre Argentina?
De hecho, este experto opina que el crecimiento, por ejemplo, en China seguirá siendo importante. “Hay niveles más bajos de ingresos de lo que se esperaba originalmente en los emergentes, pero el nivel de vida seguirá aumentando gradualmente” .
Por otra parte, no debemos olvidar que “Argentina no es tan mala”, en 2012, durante el apogeo de la crisis de deuda de la Zona Euro, el Nobel de Economía, Paul Krugman, señaló al país como un ejemplo para que la región de la moneda única reestructurase su economía; y él no fue el único en alabar la administración que había llevado Buenos Aires desde sus suspensión de pagos.
Con todo, John Chambers, presidente del comité de calificaciones soberanas de S&P, concluye: “Cuando baje la marea veremos quiénes han fortalecido sus posiciones y quiénes no lo han hecho”.