La confianza del consumidor español aumentó 4,4 puntos en junio con respecto al mes anterior, hasta situarse en 89,3 puntos.

La confianza del consumidor ya ronda niveles similares a antes del inicio de la crisis, a mediados de 2007.

Según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) publicado este jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), esta mejora se debe, tanto a la mejor valoración que hacen los consumidores sobre la situación actual, como, sobre todo, sus mejores expectativas.

El indicador de situación actual mejoró 2,2 puntos en junio respecto al mes anterior, hasta los 74,4 puntos, mientras que el indicador de expectativas avanzó 6,6 puntos, hasta los 104,2 puntos, cuando desde 2007 no tocaba la cota de los 100 puntos.