Uno de los accionistas históricos de la eléctrica vasca continúa con el proceso de reducción de su participación en el capital de la compañía. En su último movimiento ha vendido un 1,9% y ahora posee un 1,69%.

La entidad financiera ha tomado esta decisión aprovechando que las acciones de Iberdrola acumulan una revalorización de más de un 10% en lo que va de año en bolsa. A los precios actuales  -cerró el miércoles a 6,721 euros por acción- estaría valorada en algo más de 800 millones de euros. Por eso cabe destacar que gran parte de esta desinversión se ha realizado en los últimos meses, coincidiendo con que esta subida del precio de las acciones, lo que añade plusvalías para la firma.

Kutxabank ya había comunicado hace meses su intención de ir reduciendo su cartera de participadas en bolsa, ya que la última regulación del sector financiero penaliza este tipo de posiciones por el alto coste de capital.

En estos momentos, el mayor accionista de la compañía eléctrica vasca es Qatar Investment Authority, con una participación del 8,509% de la empresa. Le siguen Norges Bank con un 3,196% y la gestora estadounidense BlackRock, que posee más de un 3% del capital  de la firma.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión sitúan a Iberdrola en plena fase alcista, al recibir una puntuación de 9 en una escala de 10.

Tal y como se puede observar en el gráfico, el único ratio negativo es el volumen a largo plazo, que es decreciente, aunque el resto de variables están en positivo. Tanto la tendencia a medio como a largo plazo es alcista para este valor.

Indicador Premium Iberdrola

Acceder aquí a todos los análisis de Iberdrola