En JP Morgan “ha sorprendido negativamente la forma en que las autoridades chinas han gestionado la crisis de este verano”Lea también: China sufre la fuga de más 500.000 millones de dólaresEl director de Estrategia de JP Morgan Asset Management España y Portugal, Manuel Arroyo, ha sido el encargado de dar a conocer la visión de la firma en una rueda de prensa. Según ha dicho, “China es el principal causante de la volatilidad en la que están sumidas las bolsas desde agosto”, aunque ha remarcado que hay que valorar muy bien los datos económicos que llegan desde el gigante asiático.Lea también: EEUU y Europa no deben temer a los mercados emergentes, según JP MorganLos datos del PMI de agosto fueron peores de lo esperado, pero este indicador “no da una idea veraz de si están o no teniendo efecto las medidas adoptadas por las autoridades chinas”. Arroyo ha recalcado que “desde ese mal dato ha habido otros mucho mejores”, y además no hay que olvidar el hecho de que en la economía china “cada vez tiene más peso el sector servicios”.Esto significa que se está transformando la economía de un modelo dependiente del crédito a otro dependiente del consumo, y eso, ha señalado Arroyo, es algo positivo.¿A QUÉ SE DEBEN LOS PROBLEMAS?Los problemas vienen del exceso de capacidad del sector manufacturero y del bancario, entre otros, y del hecho de que la evolución del crédito del sector privado y de la divisa no son tan buenos como debería, ha explicado el experto de JP Morgan, que ha dicho que en la firma ha “sorprendido negativamente la forma en que las autoridades han gestionado la crisis de este verano”.Lea también: Las apuestas de JP Morgan para la segunda mitad del 2015: renta variable de Europa, EEUU y Japón“China no tiene déficit y no tiene deuda, por lo que podían implementar medidas sin problemas”, ha destacado Arroyo. En JP Morgan contaban con que el Gobierno podría afrontar esta situación, pero “las medidas adoptadas no tuvieron un efecto deseado y daba la sensación de que las autoridades iban siempre por detrás de los acontecimientos”. Eso ha provocado una falta de credibilidad que “aunque no preocupa en exceso, hay que seguir de cerca”.El menor crecimiento de la economía china se ha notado en el balance de las compañías pero no en el mercado laboral, lo que no deja de ser algo positivo. Además, ha dicho el experto, creen que China no se verá afectada por una crisis “al estilo de los mercados emergentes” porque “las familias no se han endeudado” y porque el grado de participación de los chinos en los vaivenes de la bolsa “es muy pequeño”.Lea también: El PIB de China crece por debajo del 7%, el más bajo desde 2009, pero supera previsionesEl menor crecimiento de la economía china se ha notado en el balance de las compañías pero no en el mercado laboral“No hay problemas serios, y creemos que China se va a estabilizar en los niveles de crecimiento” que está mostrando. En concreto, ha dicho, JP Morgan estima que “China va a crecer en torno al 6% o 7%”, unas previsiones que se acercan mucho a las de las autoridades del país.Es evidente que China se enfrenta a “importantes desafíos económicos y financieros”, pero a juicio de JP Morgan “la estabilización del mercado inmobiliario, el incremento del consumo entre la clase media y el crecimiento del sector servicios deberían aportar estabilidad a la economía de cara al futuro”.Lea también: La Bolsa de China se desploma y amenaza a los mercados globales¿EN QUÉ ESTÁN POSITIVOS?Es por ello que China es uno de los mercados en los que más positivo está JP Morgan junto con Taiwan por el “buen entorno”, el “momentum” que atraviesan teniendo en cuenta el aspecto macroeconómico. Estos dos países se encuentran dentro del bloque 'países del norte de Asia', que es el que más gusta a la firma en estos momentos entre los emergentes.Los otros dos bloques no se podrían enmarcar entre sus apuestas: el que engloba a los 'países que están acometiendo reformas estructurales', como son México, India o Filipinas, no convence a JP Morgan porque cree que las buenas sensaciones “ya se han descontado” y que ahora son mercados que están “caros”. Y el último bloque, el de los 'países más afectados por el colapso de las materias primas', Brasil y Rusia, queda descartado precisamente por la situación que atraviesan.Lea también: JP Morgan: 'El problema de Grecia no se ha acabado y no habrá efecto contagio pese a la volatilidad de la Bolsa de China'China es uno de los mercados en los que más positivo está JP Morgan por el “buen entorno” macroeconómicoNo obstante, pese a que en JP Morgan están positivos con algunos países emergentes, los expertos de la firma no creen que sea un buen momento para entrar en estos mercados. “Ahora los mejores mercados son los de los países desarrollados, como EEUU y Europa, que van a crecer en torno al 2% y en los que la volatilidad esperada es menor que en los emergentes”, ha dicho Manuel Arroyo.En los emergentes “no sabemos qué va a provocar que se den la vuelta y suban de forma sostenida, o si habrá continuidad en las subidas”, por lo que consideran que es mejor que los inversores apuesten por otros mercados.Lea además:JP Morgan decepciona con sus resultados: sus ingresos cayeron en el tercer trimestre¿Cuáles son los seis puntos débiles de China?La economía china sigue decepcionando a los analistas

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información