Ostuka Pharmaceutical Co., Ltd. ha anunciado hoy que la Comisión Europea ha concedido la autorización de comercialización para JINARCÒ(tolvaptan) para el tratamiento de la PQRAD en adultos con enfermedad renal crónica (ERC) en estadios uno a tres al inicio del tratamiento y que presentan características de rápida progresión de su enfermedad. Al recibir esta autorización de comercialización, tolvaptan se convierte en el primer tratamiento farmacéutico autorizado en Europa para el tratamiento de la fisiopatología subyacente de la PQRAD.

 

"Hasta ahora, los profesionales sanitarios se han centrado en tratar los signos y síntomas de la PQRAD, sin ningún tratamiento específico disponible para tratar la enfermedad", ha dicho el Profesor Ron T. Gansevoort de la University Medical Centre Groningen (Países Bajos), un experto en el campo de la poliquistosis renal. "Tolvaptan representa un avance médico significativo en el manejo de la PQRAD. Por primera vez, los profesionales sanitarios pueden modificar la progresión de la enfermedad y preservar la función renal, con la posibilidad de mejorar la calidad de vida y los resultados a largo plazo de los pacientes".

 

La autorización de comercialización para tolvaptan se basa en los resultados del estudio pivotal fase III, randomizado, doble ciego y controlado con placebo: el estudio TEMPO 3:4 -el mayor estudio clínico realizado en pacientes con PQRAD hasta la fecha1-. En el estudio de tres años de duración, la tasa de crecimiento del VRT durante un periodo de 3 años fue significativamente menor para los sujetos tratados con tolvaptan que para los sujetos que recibieron placebo: 2,80% al año frente a 5,51% al año, respectivamente (cociente de medias geométricas 0,974; IC del 95% 0,969 a 0,980; p <0,0001); estos datos demuestran una reducción significativa de aproximadamente del 50% del incremento anual del VRT frente a placebo3. Además, tolvaptan mostró una reducción estadísticamente significativa en el riesgo de múltiples eventos relacionados con empeoramiento de la función renal, dolor renal, hipertensión o albuminuria (hazard ratio = 0,87, IC del 95%: 0,78-0,97, p=0,0095)3. Los resultados del objetivo secundario compuesto más importante se atribuye principalmente a los efectos sobre el empeoramiento de la función renal (61,4% menos probable con tolvaptan que con placebo) y el dolor renal médicamente significativo (35,8% menos probable en los pacientes tratados con tolvaptan)3.

 

Aparte de los efectos secundarios asociados a los mecanismos de acción de tolvaptan (p. ej., sed, poliuria, poliaquiuria), la mayoría de los efectos secundarios observados en los pacientes con PQRAD que recibieron tolvaptan fueron comparables a los que recibieron placebo1. No obstante, se detectó un riesgo de lesión hepática en los pacientes con PQRAD que tomaban tolvaptan. Se observó una elevación de la alanina transaminasa (ALT) en el 4,4% de los pacientes tratados con tolvaptan y el 1% de los pacientes tratados con placebo3. Dos (2/957, 0,2%) pacientes tratados con tolvaptan, además de un tercer paciente en el ensayo abierto de extensión, presentaron aumentos clínicamente significativos de la ALT con elevaciones concomitantes de la bilirrubina total (BT)3. Aunque estas elevaciones concomitantes fueron reversibles con la suspensión inmediata de tolvaptan, representan una posibilidad de lesión hepática significativa, y los pacientes que toman tolvaptan tendrán que someterse a análisis de sangre mensuales durante los primeros 18 meses de tratamiento con tolvaptan y cada tres meses a partir de entonces para mitigar este riesgo3. El tratamiento con tolvaptan debe ser iniciado y monitorizado bajo la supervisión de un clínico experto en el manejo de PQRAD que debe comprender los riesgos asociados a la terapia con tolvaptan incluyendo la toxicidad hepática y las necesidades de monitorización3.

 

"La naturaleza progresiva y hereditaria de la PQRAD supone una carga física y emocional tanto para las personas que viven con esta enfermedad como sus familias y seres queridos", ha dicho Tess Harris, presidenta de PKD International. "La comunidad de la PQRAD da la bienvenida a esta aprobación, ya que representa un paso adelante para los miles de pacientes y cuidadores de toda Europa que están afectados por la enfermedad".

 

La PQRAD es la enfermedad renal hereditaria más frecuente y se caracteriza principalmente por la proliferación y el crecimiento de múltiples quistes llenos de líquido en el riñón1,6. El crecimiento y la expansión de los quistes en ambos riñones conduce al progresivo deterioro de la función renal, y aproximadamente la mitad de los pacientes acaban desarrollando enfermedad renal terminal (ERT) y requieren terapia renal sustitutiva (TRS) ya sea en forma de diálisis o trasplante renal alrededor de los 54 años2,7. La PQRAD es la cuarta causa de ERT en el adulto8 y representa en torno al 10% de los pacientes que necesitan TRS9.

 

"Es un gran honor presentar el primer tratamiento para la PQRAD en Europa", ha dicho Tatsuo Higuchi, Presidente y Director Representativo de Otsuka Pharmaceutical Co., Ltd. "Esta aprobación es testimonio de los inestimables esfuerzos de los investigadores y los pacientes implicados en el descubrimiento y el desarrollo de tolvaptan".

 

Tolvaptan fue aprobado por primera vez para los pacientes con PQRAD en Japón en marzo de 2014 y fue aprobado para la PQRAD en Canadá en febrero de 2015. Tras esta autorización de comercialización europea, Otsuka seguirá trabajando con las autoridades locales en los países de toda Europa para ayudar a garantizar que los pacientes con PQRAD candidatos a ser tratados  puedan tener acceso a tolvaptan.

 

Sobre JINARCÒ (tolvaptan) en la PQRAD

Tolvaptan es un potente antagonista de los receptores V2 de la vasopresina que ha demostrado enlentecer el crecimiento de quistes y el deterioro de la función renal en pacientes con PQRAD en ERC en estadios uno a tres,  que presentan características de rápida progresión de su enfermedad1.

 

La formación de quistes asociados a la PQRAD puede producir daño renal significativo, aunque la función renal no esté afectada10 y provocar complicaciones como dolor agudo y crónico, hipertensión y fallo renal1. Además de los síntomas físicos, la PQRAD provoca una profunda carga psicológica y emocional para las personas que viven con la enfermedad, sus familias y sus seres queridos11-13.

 

Al bloquear de manera selectiva la vasopresina en su receptor V2, tolvaptan reduce la proliferación de las células de los quistes y la secreción de líquido, reduciendo a la larga el desarrollo de quistes y de los eventos clínicos renales asociados a la progresión de la enfermedad14.

 

En el Resumen de las Características del Producto (RCP), publicado en la página web de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), http://www.ema.europa.eu, se describen las recomendaciones detalladas para el uso de este producto. Este documento estará disponible en todos los idiomas oficiales de la Unión Europea. Además, Otsuka proporcionará material didáctico para los profesionales sanitarios y los pacientes según la legislación europea y española.

 

Sobre TEMPO 3:4

El ensayo TEMPO 3:4 (Tolvaptan Efficacy and Safety in Management of Autosomal Dominant Polycystic Kidney Disease and its Outcomes) incluyó a pacientes de 129 centros de todo el mundo. Un total de 1.445 pacientes adultos (18-50 años), con evidencia de PQRAD temprana y de rápida progresión, fueron incluidos en el ensayo entre enero de 2007 y enero de 2009 y tratados con tolvaptan o placebo durante un periodo de hasta tres años1.

 

En este estudio, se observó una elevación (>3 veces el límite superior de la normalidad [LSN]) de la ALT en el 4,4% (42/958) de los pacientes tratados con tolvaptan y el 1% (5/484) de los pacientes tratados con placebo, mientras que se observó una elevación (>3 veces el LSN) de la Aspartato Aminiotransferasa (AST) en el 3,1% (30/958) de los pacientes tratados con tolvaptán y el 0,8% (4/484) de los pacientes tratados con placebo3. Dos (2/957, 0,2%) de estos pacientes tratados con tolvaptán, además de un tercer paciente del estudio abierto de extensión, presentaron aumentos de las enzimas hepáticas (>3 veces el LSN) con elevaciones concomitantes de la BT (>2 veces el LSN)3. El periodo de aparición de la lesión hepatocelular (según las elevaciones de la ALT >3 veces el LSN) fue de 3 a 14 meses después del inicio del tratamiento, y estos aumentos fueron reversibles, con un regreso de la ALT a <3 veces el LSN al cabo de 1 a 4 meses3. Aunque estas elevaciones concomitantes fueron reversibles con la suspensión inmediata de tolvaptan, representan un riesgo potencial de daño hepático3. Cambios similares con otros medicamentos se han asociado con la probabilidad de causar daño hepático irreversible y potencialmente mortal. Los pacientes que toman tolvaptan tendrán que someterse a análisis de sangre mensuales durante los primeros 18 meses de tratamiento con tolvaptan y cada tres meses a partir de entonces para mitigar este riesgo3.

 

Sobre Otsuka Pharmaceutical Co., Ltd.

Otsuka Pharmaceutical Co., Ltd. es una empresa global dedicada al cuidado de la salud que tiene la siguiente filosofía corporativa: ´Otsuka, creamos nuevos productos para mejorar la salud en todo el mundo´. En Otsuka investigamos, desarrollamos, fabricamos y comercializamos productos innovadores y originales, centrándonos en productos farmacéuticos para el tratamiento de enfermedades y productos nutracéuticos para el mantenimiento de la salud cotidiana.

 

En cuanto a los productos farmacéuticos, Otsuka es una empresa líder en el complejo ámbito de la salud mental y también cuenta con programas de investigación para varias enfermedades que no reciben suficiente atención, entre ellas la tuberculosis, un problema de salud pública global. Estos compromisos ponen de manifiesto con más fuerza que las palabras que Otsuka en el fondo es una empresa de "gran empeño", que aplica un espíritu joven de creatividad en todo lo que hace.

 

Otsuka Pharmaceutical Co., Ltd. es una filial al cien por cien de Otsuka Holdings Co., Ltd., la empresa matriz del Grupo Otsuka. El Grupo Otsuka da empleo a unas 44.000 personas a escala mundial y sus productos están disponibles en más de 80 países de todo el mundo. Las ventas consolidadas superaron los 10.000 millones de euros o 14.000 millones de dólares estadounidenses en el año fiscal 2013 (1 de abril de 2013 a 31 de marzo de 2014).

 

Otsuka Pharmaceutical Europe Ltd. (OPEL) se fundó en 1979. Reflejando el principio de Otsuka de "superpersonas, no superordenadores", los 550 empleados europeos de Otsuka centran su pasión y su energía en asegurarse de que los pacientes de Europa tienen acceso a los productos y los dispositivos médicos innovadores de Otsuka en nuestras áreas terapéuticas clave de sistema nervioso central, endocrinología, nefrología, gastroenterología y oncología. El desarrollo clínico, la comercialización y las ventas, y las operaciones de marketing en Francia, Alemania, Italia, la región nórdica, España, Suiza y el Reino Unido están respaldados por la oficina regional europea de Otsuka, con sede en el oeste de Londres.

 

Otsuka Pharmaceutical Europe le invita a visitar su página web regional europea www.otsuka-europe.com

Para más información de Otsuka Pharmaceutical Co., Ldt. visite su página web global www.otsuka.co.jp/en/

 

 

Referencias bibliográficas

  1. Torres VE, Harris PC et al. Tolvaptan in patients with autosomal dominant polycystic kidney disease. The New England Journal of Medicine. 2012;367 (25): 2407-2418
  2. Takiar V, Caplan MJ. Polycystic kidney disease: pathogenesis and potential therapies. Biochimica et Biophysica Acta. 2011;1812(10):1337-43
  3. JINARC® (tolvaptan) summary of product characteristics 2015
  4. Neumann H, Jilg C et al. Epidemiology of autosomal-dominant polycystic kidney disease: an in-depth clinical study for south-western Germany. Nephrology Dialysis Transplantation. 2013;28:1472-1487
  5. Patch C, Charlton J et al. Use of antihypertensive medications and mortality of patients with autosomal dominant polycystic kidney disease: a population-based study. American Journal of Kidney Disease. 2011;57(6):856-862
  6. Patel V, Chowdhury R et al. Advances in the pathogenesis and treatment of polycystic kidney disease. Current Opinion in Nephrology and Hypertension. 2009;18:99-106
  7. Alam A, Perrone RD. Management of ESRD in Patients With Autosomal Dominant Polycystic Kidney Disease. Advances in Chronic Kidney Disease. Vol 17, No 2. March 2010: pp 164-172.
  8. Masoumi A, Reed-Gitomer B et al. Developments in the Management of Autosomal Dominant Polycystic Kidney Disease. Therapeutics and Clinical Risk Management. 2008;4(2):393–407
  9. Thong KM, Ong ACM. The natural history of autosomal dominant polycystic kidney disease: 30-year experience from a single centre. QJM. 2013;2-8
  10. Grantham JJ, Chapman AB et al. Volume progression in Autosomal Dominant Polycystic Kidney Disease: The Major Factor Determining Clinical Outcomes. Clinical Journal of the American Society of Nephrology. 2006;1:148-157
  11. Christophe JL, van Ypersele de Strihou C et al. Complications of autosomal dominant polycystic kidney disease in 50 haemodialysed patients. A case-control study. Nephrology Dialysis Transplantation. 1996;11(7):1271-1276
  12. Rizk D, Jurkovitz C et al. Quality of life in Autosomal Dominant Polycystic Kidney Disease patients not yet on dialysis. Clinical Journal of the American Society of Nephrology. 2009;4:560-6
  13. Perlman RL, Finkelstein FO et al. Quality of life in chronic kidney disease (CKD): a cross-sectional analysis in the Renal Research Institute-CKD study. American Journal of Kidney Diseases. 2005;45:658-66
  14. Reif GA, Yamaguchi T et al. Tolvaptan inhibits ERK-dependent cell proliferation, Cl− secretion, and in vitro cyst growth of human ADPKD cells stimulated by vasopressin. American Journal of Physiology - Renal Physiology. 2011;301(5):F1005-F1013