IBERDROLA ha culminado con éxito la campaña geotécnica principal del proyecto eólico marino alemán de Wikinger, que ha supuesto una inversión de alrededor de 20 millones de euros.

En un área de unos 34 kilómetros cuadrados del mar Báltico se han llevado a cabo estudios de la morfología del subsuelo, se han extraído muestras estratigráficas de rocas sedimentarias y se han desarrollado pruebas sísmicas, mediante ondas de sonido, para determinar la estructura del lecho marino.

El estudio supone un hito importante en el desarrollo de este proyecto, ya que se trata de un requisito para la obtención de los permisos exigido por el regulador Bundesamt für Seeschifffahrt und Hydrographie (BSH). Además, los resultados servirán para definir las dimensiones y el diseño de la cimentación de las turbinas, a la vez que determinarán el método que se usará para su instalación.

El parque eólico marino de Wikinger, de 400 megavatios (MW) de capacidad, se instalará en el mar Báltico, a 35 kilómetros de la isla de Rügen, en el estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. La inversión superará los 1.500 millones de euros y durante los 20 primeros años de operación generará 650 millones en concepto de impuestos para las administraciones local y regional, creando unos 2.000 empleos directos e indirectos. Cuando comience a funcionar producirá suficiente energía limpia como para cubrir la demanda anual de 350.000 hogares y evitará la emisión anual a la atmósfera de 600.000 toneladas de CO2.

El desarrollo del proyecto avanza rápidamente con el objetivo de que su construcción comience en 2015 y la puesta en marcha se complete hacia mediados de 2017, para poder así acogerse al régimen de tarifas vigente. En noviembre del año pasado, IBERDROLA y Areva Wind, con sede en el puerto alemán de Bremerhaven, firmaron un acuerdo de proveedor preferente para el suministro de los aerogeneradores.

IBERDROLA ha lanzado el proceso de licitación para el suministro e instalación de los principales elementos del parque, cimentaciones, cables y subestación, por un valor conjunto de 900 millones de euros. También progresan las negociaciones para la selección del puerto que se utilizará como base de operaciones para la construcción del parque y su posterior operación y mantenimiento. El acuerdo final será anunciado en las próximas semanas.

Si todo sale como está previsto, para lo cual las autoridades alemanas deberán haber confirmado tanto la tarifa aplicable como la disponibilidad en 2016 de la conexión a la red, se confía que la decisión final de inversión se tome en diciembre de este año y la adjudicación de los primeros contratos de suministro tenga lugar a principios de 2014.

En este sentido, IBERDROLA acoge con agrado las garantías a los inversores expresadas por el Gobierno alemán respecto a la estabilidad a largo plazo del marco regulatorio de las energías renovables. Sin embargo, hay que señalar que la disponibilidad de conexión a la red, mecanismos estables de apoyo y la agilidad del procedimiento para la tramitación de los permisos son condiciones esenciales para evitar costes y riesgos innecesarios y poder cumplir con las expectativas.

La cartera de proyectos offshore de IBERDROLA en Alemania asciende a 2.000 MW. A finales de 2013 se habrán invertido unos 70 millones de euros en el desarrollo del complejo de Wikinger y para 2019 la Compañía podría llegar a  invertir unos 3.000 millones de euros en el sector eólico offshore del mar Báltico de cara a instalar 1.000 MW.

 

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información