IAG cerró el primer semestre con un beneficio neto de 96 millones de euros frente a las pérdidas de 503 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior.


El tandem formado por British Airways e Iberia ha logrado estos resultados tras la reestructuración de la compañía española que continúa teniendo un impacto positivo.

La cifra de negocio semestral de IAG alcanzó los 9.289 millones de euros, lo que representa una mejora del 6,7% con respecto a los seis primeros meses de 2013, cuando ingresó 8.707 millones de euros.

Asimismo, el grupo se anotó un beneficio de las operaciones de 230 millones de euros, frente a una cifra negativa de 345 millones en el primer semestre de 2013.

El beneficio de las operaciones de British Airways en el trimestre fue de 332 millones de euros, frente a los 247 millones de euros del mismo periodo del año anterior, mientras que Iberia registró un beneficio de las operaciones de 16 millones de euros, comprado con unas pérdidas de las operaciones de 35 millones de euros el año pasado.

El beneficio de las operaciones de Vueling, por su parte, fue de 30 millones de euros, frente a los 27 millones de euros del mismo periodo del año anterior.