La aerolínea hispano-británica obtuvo un beneficio durante el primer semestre de casi 555 millones de euros a pesar de la caída de los ingresos por pasajero que se ha producido de enero a junio de un 10%.

 
Las ganancias sin tener en cuenta la aportación de Aer Lingus fue de 487 millones de euros. Hay que tener en cuenta que la debilidad de la libra esterlina ha tenido un impacto negativo de 148 millones de euros en las cuentas de la empresa en estos seis meses.  

Todas estar partidas negativas han sido compensadas por la caída de un 31% de los costes unitarios por combustible que son los más abultados en este negocio.

El efectivo de IAG se situó en 6.561 millones de euros a 30 de junio de 2016, lo que supone un aumento de 705 millones de euros respecto al cierre del ejercicio 2015.

Por otro lado, la empresa también ha presentado una reducción de 1 punto porcentual de apalancamiento financiero  y la deuda deuda neta ajustada/EBITDAR ha mejorado hasta 1,7 veces.

Resultados IAG


El Consejero Delegado de IAG, Willie Walsh, ha explicado: “este trimestre, nuestros resultados sufrieron un impacto negativo del tipo de cambio de 148 millones de euros, debido principalmente a la depreciación de la libra esterlina. Nuestras aerolíneas se vieron afectadas por numerosos factores externos, como los atentados terroristas, la incertidumbre en torno al referéndum en el Reino Unido sobre la UE y la situación política en España, además de una mayor debilidad en las economías latinoamericanas. Esto conllevó a un entorno operativo más débil de lo previsto, especialmente en el mes de junio.

Además, las operaciones de las aerolíneas sufrieron alteraciones considerables 2 a causa de las 22 huelgas de controladores de tráfico aéreo registradas en Europa en lo que llevamos de año. Esto ha impactado nuestros ingresos de pasaje.”

Cuando se conoció que los británicos habían decidido abandonar la Unión Europea el pasado mes de junio, la empresa ya realizó un profit Warning y hoy Walsh ha hecho referencia de nuevo. “hemos continuado experimentando un entorno operativo más débil en nuestro negocio con origen en las ventas en Reino Unido, que representan alrededor de una tercera parte de los ingresos totales. Además, la debilidad que sigue mostrando la libra esterlina reducirá los beneficios al convertir el resultado en libras esterlinas a euros, en el que tradicionalmente es el periodo más rentable del año”.

Es más, explica que los resultados anuales tendrán más extraordinarios negativos de lo habitual ya que “al igual que otras aerolíneas europeas, nuestras operaciones en Europa han sufrido recientemente considerables alteraciones a causa del mal tiempo, y de las huelgas de controladores aéreos, que han provocado la cancelación de más de mil vuelos. A consecuencia de ello, prevemos unos costes por incidencias de al menos 80 millones de euros en el segundo semestre, junto con el consecuente riesgo adicional de dilución de los ingresos. Esto afectará más a Vueling que al resto de compañías operadoras, ya que han sido las operaciones de corto radio las que han tenido que soportar el grueso de estas incidencias”.

En consecuencia, el directivo afirma que han reducido nuestro crecimiento previsto de capacidad para el segundo semestre del ejercicio y que están revisando el crecimiento de capacidad y las inversiones de cara a 2017. “Aunque todavía la visibilidad de las tendencias de los ingresos en el cuarto trimestre sigue siendo baja, ya tenemos reservas correspondientes al 74% de nuestros ingresos previstos en el tercer trimestre. Basándonos en los niveles actuales de los precios del combustible y los tipos de cambio, y a tenor de la mejor visibilidad de los ahorros de costes en el segundo semestre, esperamos un crecimiento porcentual de nuestro beneficio de las operaciones (antes de partidas excepcionales) en el rango bajo de los incrementos de doble digito”.

Por eso esperan que el flujo de caja libre para el accionista para el conjunto del ejercicio se sitúe dentro de nuestro rango a largo plazo, es decir, de entre 1.500 y 2.500 millones de euros. Esto les va a permitir pagar los dividendos ordinarios previstos.

Por aerolínea