Vuelven los problemas a NH Hotel Group. Daba la sensación de que el grupo chino HNA se había rendido después de que le expulsaran del consejo tras la celebración de la junta, pero ha vuelto y con una querella entre manos contra José Antonio Castro, Copresidente de NH y dueño de Hesperia que cuenta con el 9% de NH.
 
El Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid ha fijado como fecha para que Castro comparezca el 23 de enero.

El grupo chino acusa al copresidente de NH de manipulación, en concreto de un delito de “manipulación fraudulenta para la generación de una mayoría ficticia”, según el diario Expansión. Este hecho es castigado por el Código Penal con un ingreso en prisión de seis meses a tres años.

Todo este suceso ocurrió hace unos meses, en concreto el pasado mes de junio, en una junta de accionistas en la que el 59% del capital votó a favor de la “existencia de un conflicto de interés del grupo chino, que no podía ser miembro del consejo de administración, donde tenía cuatro vocales, por la oferta de compra que había hecho por la cadena hotelera Carlson”, según Expansión.

El grupo chino informó que dejaría el consejo del grupo hotelero NH en caso de que se hiciese con el control de la firma estadounidense. Pero mientras que las adquisiciones no se materializasen no existiría ningún tipo de conflicto. Pero, sin embargo, los fondos que estaban liderados por Oceanwood, decidieron llevar todo este asunto a la junta de accionistas forzando la situación. Así, los votos de los accionistas de NH se inclinaron hacia éstos, consiguiendo el 59% del capital y finalmente HNA salió del órgano de gestión de NH.

Pero el problema surge cuando ese porcentaje, el 59%, “incluye un 15% correspondiente a los votos delegados por los minoritarios en el presidente de la junta, papel que en ese momento representaba Castro”, según Expansión.

HNA considera que Castro no ha ejercido su papel, ya que no ha representado en interés de la sociedad. El grupo chino afirma que NH “debería haber respetado el acuerdo previo del consejo de administración, donde se votó que no existía tal conflicto de interés”.

Desde la junta que se celebró en el mes de junio, el grupo ha perdido ya un 18% de su valor.