Según un comunicado de la CNMV, Grifols ha firmado un contrato en exclusiva de fabricación y suministro de productos derivados del plasma par el campo de la biocirugía con Ethicon.

Este contrato de suministro que ha firmado Grifols está sujeto a la autorización de los productos por parte de las autoridades regulatorias. Este contrato se firma por un periodo inicial de diez años, prorrogable por periodos de cinco años. El contrato prevé pagos al cumplimiento de ciertos hitos basados en la obtención de las aprobaciones de las autoridades regulatorias y a la consecución de las ventas anuales proyectadas.

Los indicadores premium de estrategias de inversión sitúan el valor de Grifols en fase alcista con una puntucación de 9 sobre 10. La volatilidad a largo y medio plazo es decreciente.