En el primer trimestre del año Grifols aumentó su beneficio neto un 6,2%, hasta 128,5 millones de euros, y las ventas un 13,8%.

Los ingresos de Grifols crecen un 13,8% (+1,1% cc1) y se sitúan en 908,4 millones de euros, impulsados por las ventas de alfa-1antitripsina, una de las principales proteínas plasmáticas (División Bioscience) y por las de soluciones de diagnóstico en tecnología NAT (División Diagnostic)

La compañía refuerza su expansión geográfica: las ventas en zonas distintas de Estados Unidos y Canadá y la Unión Europea (Resto del Mundo - R.O.W., por sus siglas en inglés) aumentan un +17,8% (+6,9% cc)
El EBITDA alcanza 280 millones de euros con un crecimiento del +3,6%

El margen EBITDA se sitúa en el 30,8% sobre ingresos, a pesar del incremento del +34,4% en I+D hasta 50,9 millones de euros. Adicionalmente, se han realizado inversiones de I+D a través de participadas por importe de 8 millones de euros en el trimestre

El EBIT crece un +5,6% hasta 236,4 millones de euros

La deuda financiera neta se sitúa en 3.981 millones de euros, si bien incluye 800 millones de euros en caja. Supone un ratio de 3,7 veces EBITDA (3,3 veces cc). También se mantienen líneas de financiación no dispuestas por más de 400 millones de euros

Grifols refuerza la cartera de proyectos de I+D con la adquisición del 47,58% del capital de Alkahest


resultados grifols