Su situación técnica es prometedora al generar nuevamente señales de compra en los indicadores, tras el amago de ruptura de los máximos del año pasado, dando continuidad así a la poderosa estructura alcista nacida en los mínimos de 2012.

Teniendo en cuenta que desde los mínimos de este año acumula un rebote del 42%, no nos debería extrañar asistir a tramos temporales de sana consolidación, cuyos soportes inmediatos se sitúan en 9,4 y 8,75€.


Recomendación: COMPRAR CORRECCIONES

Acceda a todos los ANÁLISIS de Gamesa

ANÁLISIS TÉCNICO GAMESA