Los resultados de Gamesa en los nueve primeros meses de 2013 reflejan las medidas llevadas a cabo por la compañía a lo largo del ejercicio, y reafirman las guías comprometidas en el plan de negocio para 2013, posicionándose en el rango alto de los objetivos de rentabilidad (margen Ebit ≥5%) y ventas (2.000 Mwe).  

A pesar de un entorno económico y sectorial complejo, Gamesa registró un beneficio neto de 31 millones de euros entre enero y septiembre de 2013, frente a las pérdidas de 67 millones del mismo periodo del año anterior. Este resultado positivo, junto con el crecimiento de los márgenes, representa un avance en la mejora de la rentabilidad iniciada en el primer trimestre e, incluso, supera las guías para 2013.

Principales magnitudes financieras enero-septiembre 2013 (vs. 9M 2012)1:

 

  • Ventas: 1.655 millones (-20%)
  • Ventas en MW: 1.402 MWe (-14%)
  • Ebitda: 204 millones (+32%) y margen Ebitda: 12,4% (vs. 7,5%, +4,9 p.p.)
  • Ebit: 90 millones (vs. 4 millones) y margen Ebit: 5,4% (vs. 0,2%, +5,2% p.p.)
  • Beneficio neto: 31 millones (vs. -67 millones)
  • Deuda financiera neta: 765 millones (vs. 1.065 millones, -28%)

 

Ventas y pedidos. En un entorno de ralentización de la demanda, las ventas de Gamesa alcanzaron 1.655 millones entre enero y septiembre y reflejan un menor volumen de actividad, como consecuencia de la estrategia de control del circulante, alineando la fabricación a entregas; así como una menor contribución de la actividad de parques.

 

El volumen de actividad se situó en 1.402 MWe, alineado con las guías comprometidas para 2013 (1.800 MW-2.000 MW). Latinoamérica y Cono Sur es la región que más contribuye a las ventas, con un 51%, seguida de Europa y Resto del Mundo (29%) e India (18%). La aportación de Estados Unidos y China (1%, respectivamente) se reduce en el trimestre.

 

La entrada de pedidos en el tercer trimestre (380 MW) permite alcanzar una cobertura del 100% sobre el rango superior de la guía de volumen 2013 (2.000 MWe).

 

Además, durante el cuarto trimestre, se ha reactivado la actividad comercial, con 470 MW de nuevos pedidos firmados en octubre, apalancada en la nueva cartera de producto y en el posicionamiento en mercados emergentes, elevando la cartera de pedidos a 1.750 MW. Esta aceleración de la actividad apoya una evolución creciente del volumen para 2014.

 

Por su parte, la actividad de servicios de operación y mantenimiento contribuyó en un 16% a las ventas totales: los ingresos crecieron un 18,2% más que en los nueve primeros meses de 2012, hasta 269 millones, muy por encima del crecimiento del 8% de los MW en mantenimiento (19.830 MW a septiembre), priorizando valor sobre volumen.

 

Rentabilidad creciente y solidez financiera. Gamesa cierra los nueve primeros meses del año con un beneficio operativo (Ebit) de 90 millones, equivalente a un margen Ebit sobre ventas del grupo del 5,4%, muy superior al margen de 0,2% de 2012, y por encima del rango previsto para el ejercicio (3%-5%). En un entorno de menor actividad, la rentabilidad de la compañía sigue creciendo, apalancada en el mix de proyectos, la sólida ejecución del programa de ahorro de costes fijos, la optimización de costes variables y la fuerte contribución de la actividad de servicios, que alcanza un margen Ebit del 12,6%.

 

Esta mejora de la rentabilidad, junto con la estrategia de control del circulante y de las inversiones (75 millones, un 42% menos que 9M 2012) refuerza la solidez del balance de Gamesa y permite reducir en un 28% la deuda financiera neta a septiembre, hasta 765 millones. El aumento temporal del circulante por la estacionalidad de la actividad característica del tercer trimestre ha situado el ratio DFN/Ebitda en 2,8x, que se reducirá en el cuarto trimestre para terminar el ejercicio en línea con los compromisos adquiridos (DFN < 2,5x Ebitda).

 

Como resultado de la mejora de rentabilidad y la solidez de balance, Gamesa avanza en su objetivo de creación de valor con un retorno de capital empleado (Roce) de un 4,8%.