Finalmente el gestor estrella español ya ha despejado qué va a ser de su futuro una vez que han transcurrido fuera de los mercados por  el contrato anti competencia firmado con su antigua firma, Bestinver.
 
Durante esos dos años, el mercado ha estado especulando sobre cuál sería el destino del que se conoce como Warren Buffett español una vez concluyera ese plazo. Una de las posibilidades es que hubiese terminado en aZValor, la gestora en la que trabajan sus antiguos compañeros en Bestinver, Álvaro Guzmán de Lázaro y Beltrán Parages y con los que ha compartido dos décadas de inversión.

Sin embargo, hoy y después de cumplir escrupulosamente esos dos años, Paramés ha anunciado que ha iniciado los trámites para fundar su propia gestora. Para saber  más detalles sobre la nueva gestora habrá que esperar hasta el próximo día 4 cuando Paramés presentará su nuevo libro.

El gestor español se conoce por seguir a pies juntillas un estilo de gestión “value” como el que se sigue tanto en Bestinver como en AzValor y que tan buen resultado le han dado a estas dos gestoras. Desde que Bestinver se fundó en 1998, la cartera de la compañía acumula unas ganancias de más del 600%, lo que supone una rentabilidad anual media del 11%.  En estos años solo en cuatro ejercicios: 1999, 2008, 2011 y 2014, acabó el año en negativo.

Habrá que ver qué ocurre ahora con el patrimonio gestionado tanto por su antigua firma como por la gestora de sus ex compañeros  ya que se prevé que la sola presencia de Paramés podría atraer una gran cantidad de clientes. De hecho, en menos de un año, AzValor (que se suponía que podría ser el destino de Paramés) ha conseguido un volumen bajo gestión de unos 2.000 millones de euros.