Fluidra, líder global en equipamiento de piscina y wellness y soluciones conectadas, ha anunciado en su informe integrado los avances durante el último año en su plan director de ESG, Responsability Blueprint para el periodo 2020-2026. Durante 2021 la compañía ha superado sus objetivos en varias áreas en materia medioambiental, lo que ha llevado a la compañía a mejorar sus ambiciones de cara a este año y a 2026.

Destaca el importante incremento en el porcentaje de electricidad de energía renovable, que alcanza el 80,7%. Esta cifra supone superar de manera significativa el objetivo del 63% fijado para este año. De este modo, la compañía ha recalculado sus objetivos para 2022 y 2026 para incrementar su ambición, esperando alcanzar en el último año de su hoja de ruta un 95% de electricidad de origen renovable.

Lo mismo ha sucedido con sus objetivos de reducir el consumo de agua en sus instalaciones propias y el porcentaje de residuos enviados al vertedero. La ratio de consumo de litros de agua sobre ventas se ha reducido a 0,056 frente al 0,084 de 2020 y el objetivo de 0,079 marcado para 2021. Por su parte, el porcentaje de residuos enviados al vertedero cae al 25%, frente al objetivo fijado del 33%. Así, Fluidra ha mejorado su meta de consumo de litros de agua sobre ventas a 0,053 en 2022 y a 0,042 en 2026 y el porcentaje de residuos enviados a vertedero al 20% en 2022 y al 15% en 2026.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

“Uno de nuestros objetivos es ser líderes en materia medioambiental en nuestro sector y nos estamos esforzando por actuar con responsabilidad para construir un negocio sostenible a largo plazo. Para ello, mantenemos el compromiso de impulsar una gestión responsable de los recursos, mediante la aplicación rigurosa de criterios de sostenibilidad y eficiencia en el desarrollo, fabricación, comercialización de nuestros productos y servicios”, apunta Amalia Santallusia, directora global de Recursos Humanos de Fluidra.

En el ámbito social, destacan los buenos resultados obtenidos en materia de Salud y Seguridad, con una reducción del 62% en el índice de accidentabilidad global, frente al objetivo del 25% que se había fijado inicialmente para 2021. 

Por su parte, en el ámbito del Buen Gobierno la compañía ha alcanzado o superado en muchos casos los objetivos previstos para el año 2021. El 43,3% de sus proveedores (teniendo en cuenta el volumen de compras) están formados en ESG, frente al objetivo del 10% fijado para 2021 y en camino para alcanzar la meta del 50% para 2022. Además, el índice de satisfacción de los clientes alcanza los 7,2 puntos, frente a los 7,05 fijados como objetivo. 

“2021 ha sido el primer año completo de aplicación de las diez líneas estratégicas que nos marcamos en el Plan ESG para los tres pilares (Medioambiental, Social y de Buen Gobierno) y hemos logrado grandes avances. Estamos seguros de que vamos a lograr nuestros objetivos a largo plazo, demostrando la seriedad y el compromiso con los que abordamos los Diez Principios del Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas”, indica Eloi Planes, Presidente Ejecutivo de Fluidra.