Fersa ha registrado unas pérdidas netas atribuibles a la sociedad de 8,32 millones de euros hasta el mes de septiembre, fruto de un descenso del 32% del precio de venta de la energía en el mercado español. Este descenso ha sido causado por la provisión por deterioro registrado en Junio relativo a Polonia y por el registro de los gastos relacionados con la OPA.
 
Esto supone una reducción de las pérdidas del 80% respecto al mismo periodo del pasado año, momento en el que las pérdidas de la empresa alcanzaban 42,02 millones de euros. Los ingresos de la sociedad entre enero y septiembre a alcanzaron los 21 millones de euros, un 2,8% menos que el pasado año. El beneficio bruto de explotación (EBITDA) ha llegado hasta los 10,09 millones de euros, un 25% menos que el tercer trimestre del 2015.

La potencia instalada por Fersa a Septiembre de 2016 fue de 185 megavatios (MW) en su conjunto de parques, mientras que en el tercer trimestre del pasado año era de 151 MW. En España la potencia fue de 139 MW, no ha habido variación respecto al mismo trimestre del año pasado, como en Francia que ha instalado 12MW este último trimestre y no ha variado desde el pasado año. A estos parques se une el de Polonia, que entró en funcionamiento en diciembre de 2015 y ahora cuenta con una potencia instalada de 185 MW.

En España se han producido 224 GWh durante el último trimestre, lo que supone una variación positiva del 5,4% respecto al año pasado y al contrario, en Francia se ha pasado de producir 22,5GWh el año pasado a 20,4 GWh este último trimestre, lo que supone un descenso del 9,2%.