La tendencia a la baja del precio del petróleo está clara y podría caer a 35 dólares, aunque a estos niveles no es sostenible e incluso es malo para los mercados por varios motivos:
La incertidumbre que provoca
Porque afecta a una parte de los emergentes
Presiones inflacionistas
Denota una falta de coordinación internacional en un contexto económico complejo

Declaraciones a Radio Intereconomía