El Tesoro ha superado el máximo de colocación en la subasta de Letras a corto plazo que ha realizado hoy. Además, ha reducido la rentabilidad media a tipos negativos. 
 El Tesoro iniciaba la subasta con un rango objetivo de colocación entre 2.500-3.500 millones de euros, franja que superada con creces, pues el organismo ha logrado vender 3.560 millones de deuda a corto plazo. 

En concreto, el Tesoro ha vendido 510 millones de euros en Letras a 3 meses. Es la mitad de la colocación anterior, y es que, la rentabilidad media se ha colocado en tipos negativos del -0.027%, desde -0.029 % anterior. La demanda ha sido elevada, de 4.9 veces (2.9 veces última).

En el tramo de 9 meses el Tesoro ha colocado 2.950 millones. En la anterior fueron 1.570 millones. La demanda ha superado en 2.3 veces la colocación, mientras que la rentabilidad ha pasado a terreno negativo (-0.005%) desde el 0.009% de la última vez.