OHL registró un beneficio neto de 3,9 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un descenso del 93% desde el ejercicio anterior. Esto ha sido causa de la fuerte devaluación del tipo de cambio de las divisas en los mercados en los que opera la sociedad. 

El grupo ha sufrido pérdidas de 105,4 millones, contabilizadas en el proyecto de un hospital en Montreal y a esto se suma la sanción de 34,1 millones que impuso  la Comunidad de Madrid por el Cercanías Móstoles-Navalcarnero. Estos efectos no pueden ser paliados al 100% por la empresa debido a las plusvalías generadas con la venta del 7% de Abertis-por 114 millones de euros- y la de un 28% del Metro Ligero Oeste de Madrid.

A esto hay que sumarle la venta del 24% de su participación en una gran autopista de México al  fondo IFM y del 4,4% adicional de Abertis, que no se incorporarán en los resultados debido a que estas transacciones finalizaron en el pasado mes de octubre.

Toda desinversión  tiene reflejo en el endeudamiento neto de las empresas y  en OHL se redujo un 4,2% desde principios de año. Al cerrar septiembre se situaba en 3.838,5 millones de euros. Por otro lado, la deuda con recurso a la matriz se sitúa en 973 millones.

La cifra de negocio de OHL creció un 2% hasta septiembre, alcanzando una suma de 3.116,9 millones de euros. De esta cantidad el 81% surge de la actividad internacional. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 571,2 millones de euros, lo que supone un descenso de 17,2% menos.

Por áreas de negocio, la de Concesionescreció un 26,6%, contribuyendo con 407,5 millones, fundamentalmente por el cobro de los peajes.

La actividad constructora es la única que cayó, un 1%, a pesar de que el negocio se incrementase (+41%) en Estados Unidos, generando 2.615 millones de euros.

Al finalizar el mes de septiembre la empresa registró una cartera de contratos pendiente de acometer por valor de 5.866,5 millones de euros, de las que el 81% se sitúan en el exterior, según afirmó la empresa.

La nueva división de construcción industria, que la empresa pretende vender, cayó un 26,2%, alcanzando los 187,4 millones de euros.

OHL pretende cerrar la venta de alrededor 40% de Canalejas-el complejo de viviendas, comercial y hotelero de lujo- y Mayajobá, el resort turístico de lujo en México, por 300 millones.