Los precios de la gasolina y del gasóleo caen por tercera semana consecutiva y acumulan descensos de hasta el 1,9% con respecto a los máximos prevacacionales.

En concreto, el litro de gasolina marca un precio medio de 1,437 euros en los surtidores, un 0,4% menos que hace una semana y un 1,3% menos que el máximo anual de 1,346 euros marcado a comienzos de mes.

Este combustible, que había arrancado el verano en sus niveles históricos más altos, no está experimentando una escalada de precios en las primeras semanas de vacaciones y cuesta ahora un 2,7% menos que en el inicio del año y un 1,4% menos que en la misma semana del año pasado.

El litro de gasóleo cuesta 1,32 euros de media, un 0,5% menos que hace una semana y un 1,9% menos que los máximos prevacacionales. Estos combustible cuesta un 2,7% menos que en enero y un 3,2% menos que en la misma semana del año pasado.

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, se cambia por 107 euros, el mismo precio que hace una semana, mientras que el Texas 'sweet light' americano también se mantiene, en 102 dólares.