Las comisiones para importes inferiores a 20 euros pasarán a ser de 0,2 % para las tarjetas de crédito y de 0,1 % para las débito.

En la propuesta de reglamento de la Comisión Europea se incluyen limitaciones en las tasas de intercambio o comisiones por los sistemas de pago en España. Esta medida comenzará a tener vigencia el 1 de septiembre. En concreto, las tasas de operaciones estarán limitadas al 0,3 % para pagos con tarjeta de crédito y al 0,2 % para pagos con tarjeta de débito. En los pagos de débito se incluye una limitación adicional, una comisión máxima de 0,07 euros, para evitar comisiones mayores a las actuales.

Esta normativa será de aplicación en todos los pagos realizados en puntos de venta españoles en los que participe, al menos, un proveedor de servicios de pago español, incluyendo operaciones de comercio electrónico.

Desde Visa Europe han valorado esta medida, indicando que "esta legislación tiene el efecto positivo de crear unas condiciones de igualdad en España para que los sistemas de pago compitan sobre la base del valor y la innovación. Sin embargo, nos preocupa que esta legislación vaya a tener un efecto perjudicial sobre el avance de los pagos electrónicos que son mucho más seguros y eficientes que otras formas de pago como el dinero en efectivo. La reducción de las tasas de intercambio, y, en particular, del límite de 7 céntimos de euro por cada transacción de débito, no permitirá que los proveedores de servicios de pago puedan hacer las inversiones estructurales necesarias en materia de innovación y seguridad. Es importante destacar que esta legislación probablemente lleve a que las comisiones por tarjeta para los consumidores sean también más altas. Esta legislación está en la linea de regulaciones nacionales similares en otros mercados europeos como Hungría y Rumania. A Visa Europe le preocupa que esta circunstancia esté creando un efecto de parcheado en toda Europa e instamos a la Comisión Europea a que logre una solución rápida para disipar la incertidumbre que se está generando y crear unas condiciones iguales para todos los participantes en el ecosistema de pagos."