MADRID, 05 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Un avión de United Airlines con destino a Pekín fue obligado a regresar al aeropuerto de Washington cuando ya se encontraba en el espacio aéreo de Canadá después de que el FBI descubriera que a bordo viajaba una mujer que, sin el permiso de su marido, decidió llevarse a su hijo a China.

En el vuelo, que tuvo que regresar desde el espacio aéreo de Canadá, viajaban 180 personas. Tras el aterrizaje, la mujer fue detenida y las autoridades concedieron la custodia del menor a su padre.

La abuela materna del niño, que también viajaba en el avión, fue obligada a abandonarlo y la nave volvió a despegar rumbo a China.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar