MADRID, 12 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .-
Aunque parezca una broma, hay propietarios de inmuebles con hipotecas a los que les salen muy baratos los tipos de interés. Algunos incluso no sólo no pagan intereses, si no que reciben una pequeña bonificación.Estos beneficios tienen su razón de ser en los bajos tipos de interés y euribor, lo que repercute tanto en préstamos como en hipotecas o en desgravación por vivienda. En esta caso, especialmente sorprendente es que algunas de esas ventajas fiscales sean tan grandes.
“Ahora mismo nos encontramos con un escenario en el que las medidas del BCE han provocado que los tipos de interés y el euribor se encuentren en mínimos históricos, ante la posibilidad nada descartable de que bajen aún más. Además de este aspecto positivo para el pago de una hipoteca, muchas familias siguen beneficiándose de la desgravación por vivienda con lo que se encuentran que o no están pagando nada de intereses o están recibiendo una bonificación de parte de ese capital”, comenta el responsable de hipotecas del portal inmobiliario Idealista, Juan Villén.
Además apunta un ejemplo, en una hipoteca de 100.000 euros a euribor 0,5%, el tipo de interés que pagamos se nos queda, redondeando al alza, en el 1%. es decir, pagamos de intereses 1.000 euros anuales. Ahora bien, para aprovechar al máximo la desgravación por vivienda, amortizamos el máximo anual permitido de 9.015 euros (entre intereses y capital).

Aplicando el 15% de deducción fiscal (los dos primeros años la ayuda es del 25%) recibiremos de hacienda 1.352,25 euros, dándose la paradoja de que estaremos pagando al año 1.000 euros de intereses y recibiendo 1.352,25 de ayudas. Esto significa que el Estado está bonificando o 'regalando', 352 euros de amortización de hipoteca, lo que supone una bonificación en lugar de un coste.
ELIMINACIÓN DE LA DEDUCCIÓN FISCAL
Por si fuera poco, la OCDE ha pedido a España que elimine la deducción fiscal, con lo que estiman que se ahorrará 1.800 millones de euros al margen de impulsar la igualdad. Solo en España un total de 5.442.785 ciudadanos se benefician de esta deducción, aunque desapareció en 2013 para nuevos hipotecados y se mantiene solo para aquellos que compraron su vivienda antes de esa fecha.