MADRID, 15 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- El consumo de cemento en España ha caído entre 2007 y 2014 más de un 83%, según datos de la patronal del sector.En en el año 2007, en plena burbuja inmobiliaria, se vendieron 56 millones de toneladas de cemento, según datos de Oficemen, la patronal del sector, recogidos por El Confidencial. Para este año, la previsión es de 9,9 millones de toneladas, seis veces menos. En 2013, la caída fue del 23% y este año se prevé un recorte del 8%.
Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.
El estallido de la burbuja inmobiliaria y el descenso de la obra pública han forzado este recorte, que sitúa el consumo de cemento en niveles de la posguerra. Esta circunstancia ha hecho que la capacidad instalada del sector sea mucho mayor de lo que puede absorber el mercado nacional.
Según datos de la patronal, en 2007 las 37 plantas que hay en España producían 55 millones de toneladas de cemento. Entre 2007 y 2013, la producción se ha reducido un 69%, hasta los 16,7 millones de toneladas, una cantidad mayor de la que necesita el sector nacional y que sólo en parte queda compensada por las exportaciones.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí