El Presidente de Enagás, Antonio Llardén, ha señalado hoy que, tras las reelecciones que está previsto que la Junta General de Accionistas apruebe mañana, el número de miembros del Consejo de Administración de la compañía quedará fijado en 15. Llardén ha destacado que la mayoría de los consejeros de Enagás tienen la consideración de independientes. De este modo, la compañía supera las recomendaciones de Buen Gobierno españolas y europeas, y se adapta a los estándares internacionales más exigentes.

También se propondrá a la Junta la reducción del número de acciones necesarias para ejercer el voto en las juntas de accionistas, que pasarán del mínimo actual de cien a una, lo que favorecerá la mayor participación del pequeño accionista.

Además, está previsto que se apruebe el reparto de un dividendo total de 0,84 euros por acción correspondiente a 2010. Esta cifra es un 11,9% superior a la del ejercicio anterior, en línea con el incremento del beneficio neto.

Con respecto al accionariado de la compañía, Antonio Llardén ha señalado que en la actualidad, "aproximadamente el 72%, ya sean inversores con presencia en el Consejo o fondos institucionales, son extranjeros, mientras que en 2007 ese porcentaje era tan sólo del 37%". También ha comentado que "en un entorno económico difícil hemos sido capaces de atraer el interés de inversores internacionales, lo cual es positivo para la compañía y para el país".

Además, Llardén ha resaltado que el capital flotante de Enagás se sitúa en la actualidad en el 75%, uno de los más elevados del Ibex 35, lo que permite que la acción tenga una gran liquidez.
 
Como novedades en esta Junta General de Accionistas 2011, el Presidente de Enagás ha destacado la creación del foro de accionistas y la incorporación del voto electrónico.

Resultados
Antonio Llardén ha valorado positivamente los resultados económicos de la compañía en 2010 y ha afirmado que, por cuarto año consecutivo, se han superado todos los objetivos previstos, pese al difícil entorno económico. En el periodo 2010-2014, Enagás invertirá 3.500 millones de euros con el objetivo principal de garantizar la seguridad de suministro del Sistema Energético español. Este importe supone una media de inversión de 700 millones de euros anuales, similar a los niveles de inversión del periodo 2007-2009.

Para el ejercicio 2011, Enagás prevé obtener un crecimiento del beneficio neto de al menos un 5% e invertir y poner en marcha activos por valor de 650 millones en ambas magnitudes, en línea con lo establecido en el Plan Estratégico 2010-2014.


Demanda de gas natural

Estrategias de Inversión
Análisis de las Super Corporaciones en bolsa
Análisis de las Super Corporaciones en bolsa

En relación con la demanda de gas natural en 2010, Antonio Llardén ha recordado que se mantuvo estable con respecto al año anterior. "Sin embargo, la demanda convencional, destinada los consumos doméstico y comercial, experimentó un fuerte crecimiento del 10%, debido a una cierta recuperación de los consumos industriales y  al efecto de las bajas temperaturas", ha afirmado. "Por la evolución del consumo en estos primeros meses del año, creemos probable que la demanda total de gas crezca un 1,5% en 2011".

Seguridad de suministro

Con respecto a la actual coyuntura geopolítica, Llardén ha destacado que "España puede afrontar razonablemente bien un conflicto geopolítico corto y focalizado en un país suministrador, como es el caso de Libia". No obstante, ha señalado que "es fundamental ampliar la capacidad de almacenamiento estratégico de nuestro país y las conexiones internacionales" porque "si esta situación se extendiera a otros países y tuviera cierta duración, podríamos tener problemas en el funcionamiento del Sistema Gasista". También ha destacado que impulsar la capacidad de almacenamiento y la interconexión con Francia no sólo incrementaría la seguridad de suministro española y europea, sino que contribuiría a la competitividad.

El Presidente de Enagás ha recordado que actualmente tanto la capacidad de almacenamiento como la de extracción en España es muy inferior a la de otros países del entorno. "Esta situación mejorará con la puesta en marcha de todos los proyectos de almacenamientos estratégicos en desarrollo: Yela, Castor, Marismas y la ampliación de Gaviota", ha afirmado.

Antonio Llardén ha destacado que "la grave situación que está atravesando Japón ha puesto aún más de manifiesto que la extraordinaria flexibilidad de la cadena del gas natural, junto con la disponibilidad de infraestructuras gasistas, es la única vía para garantizar el suministro energético cuando otras energías no están disponibles".