El beneficio neto de Grifols aumentó un 23% hasta alcanzar 224,8 millones de euros en el primer semestre. Además, la facturación acumulada de Grifols aumentó un 16,7%.
MADRID, 31 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- El beneficio neto de Grifols aumentó un 23,0% hasta alcanzar 224,8 millones de euros, que representa el 14,0% de ingresos del grupo frente al 13,2% que supuso en el mismo periodo de 2013.

Por su parte, el beneficio neto ajustado ascendió a 288,7 millones de euros. Según la farmacéutica, la cifra excluye los costes no recurrentes y los asociados con las recientes adquisiciones, la amortización de los gastos financieros diferidos relacionados con la refinanciación y la amortización de intangibles asociados a adquisiciones, que incluyen la amortización de royalties del primer y segundo trimestre.

El EBITDA de Grifols alcanzó 508,2 millones de euros en el primer semestre de 2014 que, frente a los 444,6 millones de euros reportados en el mismo periodo del ejercicio anterior, supone un crecimiento del 14,3%. Por su parte, el EBITDA ajustado de Grifols aumentó un 12,7% y se situó en 523,8 millones de euros.

La facturación acumulada de Grifols aumentó un 16,7% en el primer semestre del año y se situó en 1.610,8 millones de euros, incluyendo el negocio de diagnóstico transfusional adquirido a Novartis en enero de 2014. La diversificación geográfica de las ventas ha contribuido a limitar los posibles efectos de la volatilidad de las divisas y a tipo de cambio constante los ingresos aumentaron un 21,7%.