La compra de bonos corporativos comenzará el 8 de junio, y el 22 del mismo mes se realizará la primera TLRTO
La autoridad monetaria deja así sin cambios los tipos de interés. Los de operaciones principales de financiación (los de referencia) siguen así en el 0,0%, los de facilidad marginal de crédito en el 0,25% y los de facilidad de depósito en el -0,4%. Por segunda reunión consecutiva, tras la de mayo y después de las drásticas medidas anunciadas el 10 de marzo, la institución no anuncia cambios en su política monetaria.
Lea también: Siga aquí en directo el discurso de Mario Draghi
Además, el escueto comunicado del BCE ofrece también dos fechas clave sobre la aplicación de las medidas de políticas monetarias no convencionales. La primera de ellas es el 8 de junio, cuando comenzará a realizar compras en el marco del programa de bonos corporativos (CSPP).
La otra es el 22 de junio. Será entonces cuando el banco central de la zona euro ejecutará la primera operación de su nueva serie de operaciones de financiación a plazo más largo y con objetivo específico, es decir, la primera de las cuatro TLTRO que tiene previstas tras acordarlo así el consejo de gobierno en la reunión de abril.

EL BCE MEJORA LAS PREVISIONES
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), que se ha adelantado y ha comenzado a hablar minutos antes de las 14:30 horas, ha explicado que el consejo de gobierno de la autoridad monetaria mantiene los tipos sin cambios, y que la institución ha observado que avanza la recuperación económica, lo que contribuirá a impulsar la inflación hacia el objetivo de cerca pero por debajo del 2%.
El crecimiento se ha visto impulsado por la demanda nacional, aunque hay una mejoría de las exportaciones
En este sentido, Draghi explica que la economía de la zona euro se expandió un 0,5% entre enero y marzo, respecto al cuarto trimestre de 2015, cuando el PIB aumentó un 0,3%. "El crecimiento se ha visto impulsado por la demanda nacional, aunque hay una mejoría de las exportaciones". De cara al futuro, prevé que la tendencia al alza de la economía continúe siendo "moderada pero estable", con una revisión al alza de la proyección del PIB real hasta el 1,6% en 2016 (dos décimas por encima de la proyección de marzo), y que la recuperación económica se verá favorecida por los estímulos del BCE y las reformas estructurales aprobadas por los gobiernos de la zona euro en el pasado reciente. La previsión de crecimiento para 2017 y 2018 se mantiene en el 1,7%.
En cuanto a la inflación, espera que vaya poco a poco aumentando, en función del repunte del petróleo y de la evolución de los diferentes tipos de cambio. Este incremento se producirá especialmente a partir de 2017, y ya en 2018 se acercará al objetivo ya que la proyección es que se sitúe en el 1,6%, frente al 1,3% de 2017 y al 0,2% de 2016.
El rebote reciente del crudo (un 80% desde febrero) ha contribuido a mejorar las perspectivas de inflación, según Draghi, que apunta también a las expectativas de una recuperación económica más sólida apoyada en los estímulos monetarios del BCE.

DRAGHI PIDE REFORMAS ESTRUCTURALES
Draghi ha vuelto a hacer un llamamiento a los gobiernos de los estados de la zona euro, a los que piden nuevas reformas estructurales. Con esto, teniendo en cuenta "las recomendaciones específicas de la Comisión Europea para cada país", se podrá incentivar un crecimiento sostenible y cumplir las normas de la Unión Europea en materia fiscal (déficit). "Todos los países deben intentar tener una composición más amigable de las políticas fiscales".
El banquero italiano también ha pedido estímulos en política de gasto público. "Es vital mejorar las infraestructuras para fomentar la inversión y la creación de empleo", ha asegurado también Draghi, aplaudiendo el plan Juncker que va en este sentido. Por ahora, "no hay mejoras especiales en el empleo a excepción de Alemania", donde recordemos que la tasa de paro ha caído en mayo hasta el 6,1%, el nivel más bajo desde la reunificación.
EL RIESGO DEL BREXIT

Los riesgos sobre las previsiones de crecimiento se han reducido, asegura Draghi, aunque hay que tener peligros por las condiciones económicas internacionales, el riesgo del Brexit en Reino Unido, y cuestiones geopolíticas. Estos riesgos son menores en la zona euro gracias a los estímulos monetarios, asegura Draghi.
"Por supuesto que estamos preparados para cualquier eventualidad", asegura Mario Draghi. "El BCE está preparado para todo tipo de contingencias", contesta a una pregunta sobre el Brexit. Aun así, insiste en que "Reino Unido y la Unión Europea se benefician mutuamente de caminar juntos".
"LA POLÍTICA ACTUAL ES LA ADECUADA"
El presidente de la autoridad monetaria ha descartado que las políticas expansivas del BCE estén generando burbuja alguna. En respuesta a un periodista, reconoce que no es la primera vez que le hacen esa pregunta, porque "es una preocupación de los ahorradores", pero defiende que los tipos bajos son la consecuencia de una economía débil, algo de lo que no es culpable el BCE, y que "son la política óptima para avanzar en la recuperación y el crecimiento de la economía".
Sobre los bancos, asegura que no hay evidencia alguna de que los tipos bajos (los de referencia en el 0,0% y los de facilidad de depósito en el -0,4%), estén provocando una retirada masiva de depósitos bancarios.
EL MERCADO RESPONDE A LA BAJA
Draghi muestra que su plan está funcionando y que él lo ha gestionado. Ha señalado que el crecimiento será correcto y que las iniciativas del BCE están haciendo progresos
Aunque Draghi ha cumplido con el pronóstico, el mercado ha respondido a la baja. El Ibex 35, que subía más de un 1% y recuperaba los 9.000 puntos, ha recortado sus ganancias y ha vuelto a perder este nivel, mientras que París, Frankfurt y Londres, que se movían sin dirección clara, cotizan con pérdidas cercanas al medio punto. Una reacción que se produce por la respuesta negativa de la cotización de los bancos. Por ejemplo en España, Santander y BBVA han pasado de subidas de más del 3% a avanzar menos del 0,5%.
“Draghi muestra que su plan está funcionando y que él lo ha gestionado. Ha señalado que el crecimiento será correcto y que las iniciativas del BCE están haciendo progresos, pero que hay más cosas por hacer. Una vez más, él ha devuelto la responsabilidad a los políticos diciendo que las reformas estructurales deberían ser más rápidas. Esto no es una gran sorpresa, pero tranquiliza, que el BCE esté pensando en el Brexit, entre otros riesgos”, opina Patrick O'Donnel, gestor de Aberdeen Asset Management.
Lea además:
Así aplicará el BCE su plan de compra de deuda corporativa
El BCE revive la emisión de la deuda corporativa
Los fondos de inversión de renta variable tocados, según el BCE
¿Pasó algo el lunes con el BCE para que Banco Popular anunciara una ampliación?
17 fondos para beneficiarse del BCE: cómo ganar dinero con el regreso de 'Supermario Draghi'
Dos apuestas para intentar ganar dinero en el mercado antes del verano