Según desvela una encuesta de Visa Europe sobre el gasto transfronterizo 2015, más de un tercio (35%) de los turistas españoles planea utilizar sus tarjetas de débito o crédito para la mayoría de sus pagos en el extranjero y sólo viaja con dinero en efectivo suficiente para sus gastos iniciales, como el traslado desde el aeropuerto, mientras que el 44% adopta un postura mixta, utilizando tarjetas de débito o crédito para los gastos de más importe, como los hoteles, y efectivo para los de menor coste.

No obstante, siete de cada diez (70%) turistas españoles[ii] no han utilizado nunca su tarjeta de débito en el extranjero. Este dato contrasta enormemente con las cifras de uso de las tarjetas de débito y crédito en España, poniendo de manifiesto que los mitos sobre los pagos en el extranjero están muy extendidos entre los viajeros españoles. De hecho, utilizar la tarjeta de débito Visa en el extranjero tiene un coste similar al de cambiar de divisa en cualquier oficina de cambio.

Aunque dos tercios (66%) de los turistas españoles prefieren utilizar tarjetas de débito o crédito para sus compras en España, algo más de un tercio (36%) cree que las comisiones por pagar con tarjeta de débito en el extranjero son mayores que la aplicada por la oficina de cambio de divisas del aeropuerto; dos de cada cinco (39%) cambian efectivo en España porque creen que los pagos con tarjeta en el extranjero salen caros, y el 42% de los que sacan efectivo en casa afirma hacerlo porque cree que no podrá utilizar sus tarjetas en el extranjero. Ya estén comprando en casa o en el extranjero, los consumidores pueden sentirse seguros y confiar en la forma de pagar que utilicen habitualmente.

Todas estas percepciones y conductas indican que existen determinados mitos en el sector de los pagos, especialmente en lo referente a las transacciones realizadas en el extranjero, que están muy extendidos entre los turistas españoles. El 46% sigue pensando que el dinero en efectivo es la forma más asequible de pagar, ya sea cambiando divisas en su banco en España, yendo a una oficina de cambio en su ciudad o en el aeropuerto, o sacando en el lugar de destino.

Sin embargo, algunos viajeros ya están aprovechando la seguridad y aceptación de las tarjetas en el extranjero; los titulares de tarjetas Visa Europe en toda Europa realizaron más de mil millones de operaciones (compras o retiradas de efectivo en cajeros) durante sus viajes al extranjero en 2014[iii]. El efectivo que se pierde, no se puede recuperar, mientras que una tarjeta está protegida tanto en el lugar de vacaciones, como en casa. Por eso, al viajar, es preferible llevar menos efectivo y utilizar la tarjeta donde sea posible para llevar, además, un mejor control de los gastos.

“Hoy en día ya no tenemos que preocuparnos tanto por los comercios o transportes que solo aceptan efectivo. Las tarjetas Visa son aceptadas en millones de puntos de venta en más de 200 países[iv] en todo el mundo, incluyendo casi 400.000 cajeros automáticos tan sólo en Europa[v], de forma que los viajeros puedan acceder a su dinero de forma segura de cualquier modo, dónde y cuándo quieran”, ha indicado Carmen Alonso, directora general de Visa Europe en España.

“Los 16 países europeos en los que se ha desarrollado este estudio muestran un comportamiento similar al de los turistas españoles, cambiando su forma de pagar preferida cuando viajan al extranjero. Dos de cada cinco turistas europeos prefieren utilizar tarjetas de débito en casa, pero sólo el 15% lo hace en el extranjero. Entre los españoles el porcentaje de turistas que prefieren pagar con tarjeta de débito en nuestro país es del 31%, mientras que cuando viajan al extranjero la cifra baja hasta el 18%”.

“Extrañamente, ya que el efectivo robado o perdido no se puede recuperar, el 45% de los viajeros españoles se siente seguro utilizando efectivo en comparación con otros medios de pago, mientras que sólo un cuarto de los mismos (25%) se siente seguro pagando con tarjeta de débito”, ha indicado Alonso.

En las transacciones con tarjetas de débito o crédito en el extranjero pueden aplicarse comisiones. Éstas pueden variar y lo mejor es informarse sobre las mismas en su entidad financiera emisora antes de viajar para minimizar o evitar dichas comisiones.

Perfil del turista español

Dos tercios (67%) de los españoles mayores de 18 años han viajado al extranjero al menos una vez en los últimos tres años. Más de dos tercios (70%) de ellos van de vacaciones al extranjero una vez al año y el tercio restante (30%) lo hace dos o más veces al año.

Algo menos de un tercio (31%) indica que viaja más ahora que hace cinco años, siendo las escapadas urbanas (75%), los destinos de sol y playa (62%) y los viajes de aventura (20%) los tipos de vacaciones más populares que los turistas españoles han disfrutado en los últimos tres años. Una abrumadora mayoría de los turistas españoles (92%) indica que viajó por placer, mientras que sólo un 16% de los mismos realizó algún viaje por negocios.

Los cinco destinos más deseados que los viajeros españoles dicen querer visitar en los próximos tres años son los Estados Unidos (42%), Francia (38%), Italia (36%), Reino Unido (34%) y Alemania (28%).

 

Sobre el estudio de Visa Europe ‘Gasto transfronterizo 2015’

Todas las estadísticas, salvo que se indique otra cosa, hacen referencia al estudio encargado por Visa Europe a Populus que encuestó a 2.000 adultos mayores de 18 años in cada uno de los siguientes 16 países europeos: Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Polonia, España, Suecia, Turquía, Austria, República Checa, Irlanda, Noruega, Dinamarca, Bélgica, Finlandia y Suiza. El trabajo de cambio se realizó entre el 6 y el 27 de marzo de 2015. Las Los tamaños de la muestra son representativos a nivel nacional en cada país.

Todo uso de una tarjeta Visa está sujeto a los términos y condiciones de la entidad financiera emisora de la misma. Pueden aplicarse comisiones. Al utilizar una tarjeta Visa en el extranjero se puede ver claramente que comisiones se pueden estar cargando por el uso de su tarjeta, mientras que los costes de cambiar efectivo en una oficina de cambio de divisa quedan ocultos y pueden variar dependiendo del valor de la divisa que se quiera obtener.

 

Sobre Visa Europe

Visa Europe es una compañía de tecnología de pago que operan las entidades financieras y otros proveedores de servicios de pago de 37 países de toda Europa que son propietarios del mismo. Es el sistema de pagos líder en Europa, habiendo aumentado su cuota de mercado sobre MasterCard en Europa desde el 55,5% en 2011 a 56,9% en 2013.

Visa está en el corazón del ecosistema de los pagos, proporcionando los servicios y la infraestructura que permiten a millones de consumidores, empresas y gobiernos europeos realizar pagos electrónicos. Sus miembros son responsables de emitir tarjetas, adquirir comercios y determinar las comisiones para titulares y comercios. Visa Europe también es el mayor procesador en Europa, responsable de procesar más de 16.000 millones de transacciones cada año, a un ritmo de 1.622 transacciones por segundo en periodos de más actividad.

En Europa hay más de 500 millones de tarjetas Visa y uno de cada 6 euros gastados se paga con una tarjeta Visa. El gasto total con tarjetas Visa supera los 2 billones de euros al año, de los que 1,5 billones de euros se gastan en comercios.

En 2004, Visa Europe se creó en el Reino Unido como compañía independiente de Visa Inc. y opera en Europa con una licencia exclusiva, irrevocable y a perpetuidad. Ambas compañías trabajan en colaboración para hacer posibles los pagos con Visa en más de 200 países.

Más información en www.visaeurope.es y @VisaEuropeNews



[i] Cifra calculada a partir del dato de INE Julio 2014 de población española mayor de 18 años, y cifras del estudio sobre gasto transfronterizo de Visa Europe.

[ii] En el contexto de este estudio, se entiende por “turista” o “viajero” a los españoles mayores de 18 años que han viajado al extranjero al menos una vez durante los últimos tres años

[iii] Datos de Visa Europe 2014

[v] Usar enlace anterior: Encuentra un cajero automático. Puedes utilizar tu tarjeta Visa para sacar dinero en casi 400.000 cajeros en toda Europa.