MADRID, 03 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .-
Un Di María estelar ha concedido a Argentina una pequeña revancha ante Alemania, a la que ha vencido por 2-4 en la reedición de la pasada final del Mundial de Brasil. El combinado dirigido por Gerardo 'Tata' Martino, que debutaba en el cargo, empezó con muy buenas sensaciones, sin Messi y con una gran victoria anímica esta nueva etapa para el fútbol argentino.Si Florentino Pérez ha visto el partido de esta noche, probablemente se estará tirando de los pelos por haber dejado escapar a una estrella de talla mundial como Di María. Más aun, en el estado de forma en el que está 'el fideo' que por momentos parecía estar jugando sólo para demostrarle su equivocación al presidente del Real Madrid. Cuajó un partido magnífico en el que monopolizó el ataque de su equipo, repartió tres asistencias y marcó un tanto de película.
Argentina arrancó espoleada por Di María, rápida y vertical, creando mucho peligro a la defensa alemana gracias al fútbol vertiginoso de su estrella. Así llegó el gol inicial, una buena combinación cerca del área, un pase magistral del 'fideo' con el exterior y un gran desmarque de Kun Agüero, que remató al primer toque con el interior para mandarla a la red.
Todo lo que tuvo de bueno Argentina en ataque lo tuvo de malo en defensa. Dos errores garrafales a punto estuvieron de cambiar el destino del encuentro en la primera mitad. Agüero también demostró estar en un excelente momento de forma, y atacó la meta rival con potencia y con disparos lejanos. La ausencia de Messi no se notó en absoluto, no así la de Klose, retirado de la selección, que le habría venido muy bien a Alemania para rematar algunas de las muchas ocasiones que crearon en la primera mitad y que quedaron en nada.
A cuatro minutos para el descanso, otra perfecta combinación colectiva de la 'albiceleste' acabó con un pase en profundidad para el auténtico dueño y señor del partido: Di María. El extremo pisó área y le puso otro regalo, esta vez a Lamela, que culminó la jugada con un zurdazo a la escuadra.

DI MARÍA REMATÓ A ALEMANIA CON OTRA ASISTENCIA Y UN GRAN GOL
Tras el descanso, el crack del Manchester United siguió imparable por la banda, acaparando todos los focos. Poco después pondría otra asistencia espectacular tras botar una falta desde el flanco izquierdo. En esta ocasión fue Fede Fernández el que desenvolvió el paquete para que Argentina se diera un festín de goles.
La fragilidad defensiva en la banda izquierda alemana, huérfana del capitán Lahm, y la explosividad de Di María, propiciaron un cuarto gol fantástico. El 'fideo' agarró la pelota en el centro del campo e inició un vuelo de 50 metros lisos para ponerle la puntilla a Alemania con una preciosa definición de mucha clase, picando la pelota sobre la salida de Weidenfeller.
Alemania tiró de orgullo y poco después Schürrle lograría el gol del honor, tras rematar como un pistolero solitario desde el punto de penalti. Romero repelió el disparo, pero se la dejó franca de nuevo al delantero alemán que la empujó en línea de gol. A falta de 12 minutos para el pitido final, el héroe de la final del Mundial, Götze, maquilló el resultado marcando el 2-4 definitivo después de que Fede la desviara involuntariamente a gol.

MÁS FÚTBOL: