Deoleo ha comunicado a la CNMV su acuerdo, a través de su filial Carapelli, con las autoridades italianas en relación al expediente abierto tras el anuncio del cierre de la factoría de Inveruno.
 
Este expediente afecta a 98 trabajadores y plantea “un acuerdo con la compañía italiana Organic Factori, por el cual la italiana alquilaría la instalación de Inveruno durante 4 años”. La opción de compra no está descartada y asumiría en este caso la mitad de los trabajadores afectados por el expediente.

De forma adicional, se suscribiría otro acuerdo por el que la compañía italiana continuaría produciendo para Deoleo.

El cierre de la factoría se anunció en octubre de este año, basándose en razones productivas, organizativas y económicas, según ha afirmado Efecom.