Banco Popular Español, ha comunicado a la CNMV que la agencia DBRS ha rebajado las calificaciones a largo y corto plazo de la entidad hasta BBB (low) y R-2 (middle), desde BBB y R-2 (high), respectivamente, manteniendo la perspectiva en “negativa”. 
 
El Banco mantiene así su calificación crediticia en grado de inversión. Asimismo, la agencia ha rebajado en un escalón la calificación de las participaciones preferentes hasta BB (low) desde BB, manteniendo la perspectiva en “negativa”.

El rating de la deuda subordinada se sitúa en BB (high) desde BBB (low) manteniéndose bajo “revisión negativa” debido a cambios metodológicos que la agencia está llevando a cabo en un proceso de revisión generalizado a nivel europeo.