Estrategias de Inversión
    Cinco joyas del Ibex 35 con las que ganar más de un 50% el próximo año
    Cinco joyas del Ibex 35 con las que ganar más de un 50% el próximo año

    Desde hoy, Banco Guipuzcoano ya es un componente más de la estructura operativa de Banco Sabadell, una vez completado satisfactoriamente el proceso de integración anunciado en apenas cinco meses (136 días), lo que supone un nuevo hito en este tipo de operaciones corporativas en nuestro país.

    ParaMiguel Montes, director general de Operaciones y Desarrollo Corporativo de Banco Sabadell: "Nuestra experiencia en este tipo de procesos y la capacidad tecnológica de que disponemos han sido fundamentales para el éxito de la integración."

    Para quien ha sido el coordinador y responsable del proceso de integración, otro factor clave del éxito alcanzado ha sido la cultura de empresa y la plantilla de Banco Guipuzcoano. En este sentido, Miguel Montes manifiesta que "el empeño de los empleados en dar la máxima transparencia a todo el proceso, su excelente actitud frente al cambio para asimilar rápidamente y formarse en el uso de nuevos procedimientos comerciales junto con la buena receptividad de los clientes de ambas entidades, han permitido llevarla a cabo según estaba previsto y en un plazo de tiempo que supone un nuevo hito en el sector".

    Banco Sabadell lanzó en junio de 2010 una oferta pública de adquisición del 100% del capital de Banco Guipuzcoano, oferta que, cinco meses más tarde (noviembre de 2010), fue aceptada por el 95% del accionariado de la entidad vasca, iniciándose así el proceso de integración que ahora ha culminado. Durante su transcurso se han llevado a cabo, entre otras actuaciones, la implantación de una nueva organización comercial en la Dirección Territorial Norte (enero de 2011), que pasa de 68 a 181 oficinas, y la homologación de las condiciones laborales de los empleados de Banco Guipuzcoano con los de Banco Sabadell, el pasado mes de febrero.

    Con la integración, Banco Guipuzcoano mantiene su marca diferenciada, pero no existe ninguna desigualdad en términos geográficos y sus clientes se benefician de las ventajas de pertenecer a un gran grupo financiero con más de 1.300 oficinas, totalmente accesibles para ellos a partir de ahora, disponiendo con ello también de una amplia gama de productos y servicios financieros, más puntos de servicio y cajeros automáticos, una potente banca electrónica vía Internet y teléfono móvil y una red internacional propia, entre otras ventajas.

    El grupo bancario resultante, que suma unos activos totales que superan los 95.000 millones de euros, una red que supera las 1.300 oficinas y 10.500 empleados, consolida la posición de Banco Sabadell en el sector bancario español y debe enmarcarse en la estrategia de robustecimiento, consolidación y equilibrio de la entidad en el mercado doméstico, y en este caso especialmente en el País Vasco y Navarra, donde pasará a ser la cuarta entidad financiera.