Ahora bien, poco a poco el precio parece querer dirigirse a la zona de resistencia de los máximos de 2015 en los 1,17140. Y ahí en teoría es donde está la clave para los próximos meses. Y es que en teoría por encima de este nivel de precios tendríamos una potencial figura, de implicaciones alcistas, en forma de “doble suelo” que le podría proyectar hacia los 1,30. Ahora bien, aun cuando se pudiera producir este rebote lo cierto es que el subyacente seguiría inmerso dentro de un canal bajista de muy largo plazo.

Gráfico semanal - Euro/dólar
Lee además:
Soportes y resistencias de los principales índices bursátiles